Inicio / Destacadas / A Carlos….

A Carlos….

A Carlos, la persona más buena y generosa que ha pasado por mi vida.
Su Señoría e Ilustrísimo Don Carlos Fdez. Frías ha descansado en la paz del Señor.

Tomó posesión de la Cátedra siendo muy joven. Uno de los más jóvenes en la universidad complutense de Madrid. Antes de ganar la Cátedra se presentó a importantes oposiciones, ganó todas, tomó posesión de cada una de ellas. Aunque su gran pasión era la Universidad, donde ejerció la docencia y la investigación toda su vida. Ganó la cátedra y fue uno de los días más felices de su vida. Se dedicó en cuerpo y alma a su trabajo. Colaboró con muchísimas Universidades internacionales, volviendo siempre a ser reclamado por su labor intelectual.

Como vicedecano y con su arrollador expediente académico logró grandes y muy importantes cambios en la Universidad. Ha sido muy respetado, admirado y obtuvo el cariño de casi todo el personal laboral y docente.

Muchos de sus ex alumnos, que ahora unos son profesores, otros grandes profesionales y algunos son catedráticos, dan testimonio de su grandeza, de su gran corazón y generosidad, de su puerta siempre abierta y dispuesto a escuchar. Pozo de sabiduría, saco de favores. Valores inmensos. Sus clases eran amenas, divertidas, se trabajaba y se aprendía. Como didacta era un Diez.

Los cursos de tesis doctorales que impartió se hacían cortos, los doctorandos escuchaban aprendiendo de la erudición de este gran profesor.

Madrileño de nacimiento y Villorejo de adopción. Quedó prendado de este pueblo y de sus gentes. Tanto le gustó que encargó la construcción de una casa para disfrutar en su tiempo libre y que en el futuro fuera su lugar de retiro. Estos seis años y tres meses de enfermedad ha luchado por sobrevivir, gran lector ha disfrutado de su pasión leyendo. Con una gran resignación, elegancia, fe y esperanza ha sido muy feliz en este maravilloso pueblo de Villoria que le acogió y donde ha dejado grandes amigos.

Cuantas veces me decía: que Dios no nos de todo aquello que seamos capaces de soportar.

De esa gran magnitud de virtudes que poseía Carlos espero haber recibido alguna. Me ha trasmitido tantísimos valores antes y durante su enfermedad…..
Carlos vivió muy discretamente y así se ha ido al Cielo.
Descansa en paz.

Con todo nuestro cariño y amor.

Luis, Vicenta, Fernando, Susana, Ángela, Gonzalo, Carmen y Andrés.

Te interesa

El Vicente del Bosque dictará sentencia.

Comienzan los octavos de final de la copa Autoescuelas el Pilar. El F.C. Villoria se …