Inicio / Colaboraciones / TITULARIDAD AGRARIA COMPARTIDA
Amfar defiende que las explotaciones agrarias con titularidad compartida sean prioritarias

TITULARIDAD AGRARIA COMPARTIDA

Amfar defiende que las explotaciones agrarias con titularidad compartida sean prioritarias
EL Consejo Económico y Social estudia hoy en el pleno el Anteproyecto de Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias aprobado por el Ministerio del Medio rural el pasado mes de marzo

Madrid, 27 de abril de 2011.- La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural AMFAR ha participado a través de ASAJA en la elaboración del Dictamen sobre el Anteproyecto de Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias que ha sido aprobado por el pleno del Consejo Económico y Social (CES), en su Sesión Ordinaria celebrada hoy 27 de abril de 2011.

AMFAR y ASAJA pretenden con este documento equiparar legalmente a la mujer con el hombre en la administración responsable de las explotaciones agrarias en las que la mujer es cotitular; así como conseguir el reconocimiento del trabajo desempeñado por la mujer en las labores del campo. Una reivindicación histórica en el seno de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR).

El documento ha sido elaborado por la Comisión de Agricultura y Pesca del Consejo Económico y Social conformada por representantes de las organizaciones agrarias nacionales en la que AMFAR ha participado activamente a través de ASAJA, organización agraria a la que pertenece.

AMFAR considera de suma importancia para el colectivo de mujeres y familias del ámbito rural, que todas las explotaciones de titularidad compartida obtengan la valoración de explotaciones prioritarias, hecho principal que, a juicio de AMFAR, caracteriza el Anteproyecto de Ley.

Hemos de recordar, que los criterios de renta recogidos en el artículo 4 de la Ley 1/1995 a través de los cuales una explotación podía acceder a la consideración de prioritaria, suponía y supone una apuesta por un modelo de producción agraria donde se priman las explotaciones familiares frente al resto, ya que no sólo aseguran la continuidad del propio sector, sino el desarrollo de los municipios, contribuyendo a mitigar los problemas que sufren nuestros pueblos relacionados con la emigración, el envejecimiento y la despoblación.

Asimismo, junto a estos criterios de renta, la consideración de la participación de ambos miembros de la pareja en la gestión, administración y labores agrícolas como otro criterio más, asegura no sólo este modelo de producción agraria, y por tanto la continuidad del sector, sino que afronta un cuarto problema que se da tanto en el sector agrario como en el medio rural en general: la masculinización.

AMFAR recuerda que la masculinización supone un problema cada vez más acuciante en el medio rural español ya que la disminución de la población femenina hace que el entorno esté abocado progresivamente a la desaparición de sus pueblos, algo que podría corregirse con la puesta en marcha de la futura Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias.

Te interesa

Folk on Crest  nos deja muy buen sabor de boca

Colgando prácticamente el cartel de completo, Folk on crest  comienza su gira. A ritmo de …