Inicio / Destacadas / HASTA EL PRÓXIMO AÑO A LA FIESTA DEL VOTO
Una vez más la paella y el baile amenizado por Jose "el pintor" y su grupo pusieron fin a las fiestas del Voto de 2010

HASTA EL PRÓXIMO AÑO A LA FIESTA DEL VOTO


Una vez más la paella y el baile amenizado por Jose “el pintor” y su grupo pusieron fin a las fiestas del Voto de 2010
Una más a sumar a la larga lista. Si las cuentas no fallan son ya 165 años celebrando las fiestas del Voto. Muchas “aguas” han caído durante tantos años. Este año, después de unos de los inviernos más lluviosos que se recuerdan, El lunes de Aguas no ha hecho honor a su nombre y la lluvia nos ha dado una tregua para poder celebrar todos y cada uno de los actos programados al aire libre sin más incidencia que una ligera bajada de las temperaturas que nos ha hecho sacar de nuevo la ropa de abrigo.
Todo se ha desarrollado con normalidad, con más o menos participación según los gustos de cada uno. Nada nuevo que reseñar en este aspecto. Un año más ha sido la “subida” al monte el acto -no programado y del cual hablaremos mas adelante por ser un tema a tratar más a fondo- que más éxito ha tenido, sobre todo entre la gente joven. Pelota y teatro han contado con buena asistencia de público; algo menos de media entrada en la novillada y digamos que aceptable la presencia de público en el resto.
Muchos y variados son los comentarios que se oyen sobre las fiestas antes, durante y después de su celebración. Cada uno tiene su opinión- para gustos se hicieron los colores-. En lo que a nosotros respecta también tenemos la nuestra, variada, para no ser menos, por lo que no podemos dar una visión unificada al respecto.
Lo que si queremos es hacernos eco de algunas de las cuestiones que la gente plantea a pie de calle y que a modo de preguntas, y para ser breves, dejamos aquí reseñadas. Si alguien tiene respuestas y quiere darlas, aquí tiene su espacio. Si alguno de estos interrogantes sirve para mejorar algo en el futuro, bienvenidos sean:

¿Por qué no se programan más actos para el sábado, teniendo en cuenta que el domingo la mayoría de la gente no trabaja?

¿Es el martes un día necesario en estas fiestas o por el contrario “sobra” siendo un día laborable para muchos?

¿En caso de que no sobre el martes ¿por qué se celebra este día una comida “popular” cuando, por motivos de trabajo o estudio, hay bastantes vecinos que ya no pueden participar de ella?

La distante ubicación de lugares de ocios en estos días festivos: Bares por un lado, las pocas o muchas ferias que vengan, por otro, salón de baile por otro con la consiguiente dispersión de la gente ¿No perjudica a la hora de crear “ambiente” en el pueblo?

Dado que una de las actividades que más está en auge como es la salida al campo a comer el día de la fiesta ¿No se debía tener más en cuenta e intentar regularla de alguna manera?. ( No olvidemos que el Monte es un recinto privado).

¿El tener unas fiestas más o menos descafeinadas es un problema de programación o también es un problema de participación?

Te interesa

EL AULA DE LA MUJER SOLICITA LIBROS

Para realizar un ARBOL DE NAVIDAD