Inicio / Destacadas / ADIÓS ALEGRÍA, BUENOS DÍAS TRISTEZA.

ADIÓS ALEGRÍA, BUENOS DÍAS TRISTEZA.



Las fiestas de nuestro pueblo son, con el permiso de las de Salamanca, el colofón de todas las fiesta de la comarca, a las que dieron el pistoletazo de salida las de Villoruela.

Marcan también el final del verano.Ayer, como a todo, le llegó su final. Nada mejor para para reflejar el fin de fiesta como lo que en su día nos cantó J.M.Serrat en su canción precisamente titulada Fiesta: «Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza,vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas.Se despertó el bien y el mal, la pobre vuelve al portal, la rica vuelve al rosal,y el avaro a las divisas.Se acabó,el sol nos dice que llegó el final, por una noche se olvidó que cada uno es cada cual».

Este ha sido el primer año para nosotros en el que hemos utilizado las redes sociales para informar con puntualidad e inmediatez de todos los actos que se han ido celebrando desde que el 31 de Agosto dio comienzo la semana cultural. Deporte, teatro, actuaciones musicales, juegos, etc. llenaron estos siete días y abrieron boca hasta la llegada de las tan ansiadas fiestas. Había ganas, muchas ganas de divertirse a juzgar por la expectación que despertó la publicación del programa de fiestas en nuestra portada con más mil entradas en un solo día, batiendo todos los record que teníamos hasta el momento. Desde aquí damos las gracias a todos los que a través de twitter y facebook dieron al retweet o al me gusta contribuyendo a su difusión.

El pregón de las fiestas corrió a cargo de Juan Ramón Ramos, presidente del C,D.Promesas de Villoria, en nuevo horario que, a juzgar por la afluencia de público, parece haber sido una decisión acertada. Un día antes las peñas iniciaran los actos festivos con el ya tradicional recorrido que se ha convertido en el más esperado y deseado de toda la fiesta para la juventud. Lo que todavía no acabamos de entender es porque no puede darse el pregón previo a este evento que es el que en los últimos años marca el inicio de las fiestas.

Como siempre los toros, la verbenas, y la gastronomía son el eje alrededor del que gira todo lo demás, nos agrade o no. Y aquí volvemos al eterno tópico de «para gusto se hicieron los colores.» Si alguien tiene ganas de hacer pública su opinión aquí estamos a su disposición. Por segundo año consecutivo, las casetas ( 4 este año) ubicadas en la plaza han contribuido a mantener el ambiente sin descanso, enlazando el día con la noche y la noche con el día para regocijo de unos y cabreo de otros.

La cena de la carne de la vaca, nombre con el que conocemos este penúltimo acto de las fiestas, ha sido un año más el más multitudinario. Es en este momento, en torno a un plato de carne, donde se han reunido peñas, familias enteras y amigos, para poner punto y seguido a las fiestas de año 2013 que terminaron con la última verbena en torno a las cuatro de la madrugada.

El tiempo nos enseñó su mala cara con tormentas al principio y al final, pero respetó los días centrales de las fiesta con temperaturas frescas y agradables y todos los actos programados se celebraron como estaba previsto.Reseñar que todo se ha desarrollado con relativa normalidad, si exceptuamos las actitudes vandálicas de determinados grupos de jóvenes que basan su diversión en hacer daño a los demás. Reprobable forma de divertirse a la que hay que poner freno si queremos evitar males mayores.

Unas fiestas que han sido un paréntesis en medio de la cruda realidad que nos rodea, un oasis festivo que esperemos nos haya servido para cargar la batería y afrontar el último trimestre del año con esperanza y determinación. No hagamos caso al título de esta publicación y digamos: Hasta nunca tristeza. Buenos días ilusión.

Hasta el próximo año.

¡¡¡VIVA VILLORIA!!!, ¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE LA VEGA!!!

Te interesa

QUE LOS ÁRBOLES NO NOS IMPIDAN VER EL BOSQUE.

Agitada semana la que llevamos a cuenta de las fiestas, las no fiestas, los partidarios …