Inicio / Colaboraciones / PREGÓN DE SEMANA SANTA.Nunca es tarde, acabamos La Semana Santa como debiéramos haber empezado.

PREGÓN DE SEMANA SANTA.Nunca es tarde, acabamos La Semana Santa como debiéramos haber empezado.

Queridos todos , los que nos reunimos cada domingo para celebrar la Santa Misa, en especial la cofradía del santísimo. Y dicho esto como veis, me ha tocado este año decir unas palabras a mí como cofrade.
Hace 48 años conocí a una gran familia, la cual todos habéis conocido. En ella estaba una gran persona, esa persona era mi suegro Odón, al que tanto todavía recordamos en muchas ocasiones, por como él era. Siempre pendiente del cementerio y todo lo que acontecía en la Iglesia, por ejemplo, su querida cofradía que la vivía con gran ilusión, religiosidad, cariño e importancia como una cosa más de su sencilla vida.
No solo lo vivió así él, sino todos los hombres que en esa época lo disputábamos. Era una cosa en ese tiempo muy importante, entrega y sencillez y por supuesto no se pensaba tanto el llenarse de cosas, más bien, aunque todos eran hombres, lo pensaban con mucho amor, cada domingo de Minerva, para que ninguno faltara a su adoración del Santísimo Sacramento e ir a casa satisfechos todos y muy trabajadores en esta semana tan importante, como es la semana Santa para los cofrades del Santísimo. En un pueblo como este sabemos que cada vez por desgracia todo está más fallido, pero ser cofrade debe tenerse un respeto absoluto y vivido en comunión y con alegría como estos mayores en una gran Hermandad.
En este escrito hablo de hombres, pero que sepáis, que el qué cambiara la compañía de las mujeres, pues, por suerte, las mujeres, son de admirar, ya que en estos tiempos en los que vivimos, si no fuera por ellas se acabaría el mundo. Siempre están ahí nunca fallan.
Volviendo a mi suegro Odón;tengo que decir que estaba mucho tiempo con él, le observaba como vivía estas cosas, hasta un día, que por fin me animé y entré en esta maravillosa Cofradía.Ya hace 47 años de ese momento y me da mucha pena pensar los que conocí y ya no están a nuestro lado,creo que soy el más antiguo, ¡que pena!.
He tenido años de mucha ilusión y alegría y con mucho orgullo hice dos veces la fiesta, una con Nandi y Ausili, y la otra con el señor Pepe el Madrileño. Para seguir caminando necesitamos unas personas con voluntad y querer. Yo también estuve 8 años de presidente con Geli, y la verdad es que se hace lo que se puede, aunque no esté al gusto de todos.
Para mí la junta de ahora tiene más responsabilidad, se relacionan con Cofradías de otras ciudades, se mueven más, porque también tienen encuentros, y eso es importantísimo porque todo puede cambiar para mejor.
También me gustaría decir que estaría muy bien que la gente se animara y hubiera más hermanos en la cofradía, y vivir todo lo Cristiano profundamente así que solo me queda decir que mucho ánimo para las personas que así lo sientan…
Hablando ya de la semana Santa pensemos en las siete palabras que agonizando dijo Jesús:
PADRE: perdónalos que no saben lo que hacen
HOY: estarás conmigo en el paraíso
MUJER: ahí tienes a tu hijo
DIOS: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
TENGO SED
TODO ESTÁ CONSUMADO
PADRE: en tus manos encomiendo mi espíritu

Éstas son las siete palabras, o frases muy cortas, pero llenas de esperanzas para un mundo como el nuestro que se tambalea tanto por qué no queremos saber: Mejor miramos otro lado, aunque por dentro estemos llenos de inquietud.La alegría de Jesús, que con su muerte quiso demostrarnos su amor y con su Resurrección. Quiso demostrarnos que hay una gran esperanza para nosotros que somos hijos de su padre Dios y para eso hemos sido creados. Para mí una de las palabras de habrán sentido fue: HOY ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO. El corazón de ese hombre se derrumbó, viendo que el Santo Jesús le perdonó sus graves ofensas, así como nosotros, a pesar de nuestra corta vida, pero larga para ofender a Jesús también nos dijo a su madre; MUJER, AHÍ TIENES A TU HIJO, o sea que no quiso marcharse y no dejarnos una madre, LA VIRGEN MARÍA, su madre, la madre de todos, y la que promete escuchar nuestras penas y pecados ¿ o acaso no se semeja a nosotras y nuestras madres de la tierra?.
Cofrades y pueblo hagamos el propósito de que no somos poca cosa para Jesús que murió por nosotros por amor y a su santísima madre que nos cuida y nos dice: MI CORAZÓN TRIUNFARÁ acudamos a ella.

Te interesa

Fotos IV Fiesta motera.