Inicio / Asociaciones / SURCO Y LA OFRENDA FLORAL.

SURCO Y LA OFRENDA FLORAL.

Esta carta no es un reproche, es solo una aclaración.

Queridos villorejos, en primer lugar quiero desearos a todos y a todas unas felices fiestas en honor a nuestra patrona la Virgen de la Vega, fiestas en las que como todos sabéis he colaborado tanto durante mi estancia en Villoria como después de abandonar el municipio. Nada me pesa, trabajé incansablemente con el apoyo de mucha gente que creía en los valores culturales y sociales por encima de los políticos.
Me dejé la piel, energía, dinero y credibilidad en muchos proyectos, pero siempre me he quedado con lo positivo y, por supuesto, hubo muchas cosas que merecieron la pena y que aún hoy, muchos seguís recordando y recordándome. En Villoria tengo muchos amigos, que sin duda me acompañarán toda mi vida; en Villoria creció uno de mis grandes orgullos, mi hijo Javier, que siente el pueblo como “su pueblo”. Podría agradecer una por una a las personas que tanto me ayudaron en mi primera etapa, que dicho sea de paso, no fue nada fácil, pero a todas como bien saben, las llevo en el corazón. Es, sin duda, mi mejor reconocimiento y por todo ello, no seré yo quien diga una sola palabra en contra de Villoria la Mayor, como se llamaba antes. Gracias de corazón por la acogida, el reconocimiento y el cariño que durante tantos años nos habéis demostrado a mí y a mi familia, y por supuesto al grupo. Este año y después de 30, SURCO no estará en la ofrenda floral. Ofrenda que yo creé y de la que me siento plenamente orgulloso. Durante estos 30 años, evidentemente, ha habido sus más y sus menos, sabores y sinsabores, penas y alegrías, pero a pesar de todo siempre hemos resurgido como el Ave Fénix, y hemos llevado el nombre de Villoria por toda España y otros países. Muchos años dedicando ilusión, trabajo y pasión por amor al arte, lo que sin duda, me ocasionó tanto gastos como quebraderos de cabeza. Siempre invitábamos a gentes de otros municipios, y aunque generalmente, hubo una buena parte del pueblo que colaboraba así como los padres y madres de los miembros de Surco, en otros momentos era yo quien asumía todo, pareciendo mi casa un hotel cuando llegaban las fiestas. Pero de esto no quería hablar, a no ser para aclarar ciertas cosas que van llegando a mis oídos y, que sin duda, alguien puede malinterpretar. Desde hace unos años, se ha notado la ausencia y desmotivación de varios miembros del grupo en la Ofrenda, si bien otros han seguido participando en la misma año tras año, y hoy se sienten desilusionados. También me han manifestado la misma sensación los padres y madres de los niños y niñas (la mayoría hijos e hijas de miembros del grupo que han participado durante el curso en las clases de folklore) que estaban esperando con ilusión que llegara este día.

Desde hace unos años, llegué a un acuerdo con el equipo de gobierno municipal para que, aunque no cobráramos, al menos nos dieran una pequeña ayuda para cubrir los gastos del grupo, y por eso hasta hace dos años, nos daban una aportación de 200 Euros, que reinvertían en el grupo como el resto de actuaciones, participara quien participara. Sin duda era un regalo del grupo Surco para Villoria. En muchas ocasiones, venían varios tamborileros y algún año dulzaineros que nos cobraban más que la ayuda aportada y que Surco, asumía sin ni siquiera mencionarlo. Esta triste realidad parece ser que es la que ha hecho que Surco no participe en la Ofrenda que él creó hace años. En fin, esta carta no es un reproche, es solo una aclaración antes las dudas que muchas personas de Villoria nos han hecho llegar ante la ausencia de Surco en la Ofrenda de este año, lo que ni siquiera nos ha sido comunicado. Espero que vengan tiempos mejores para Villoria porque os lo merecéis. Le deseo muchísima suerte al actual equipo de gobierno ya que la tarea es difícil aunque fácil equivocarse. Toda mi energía positiva para las personas que compartieron tanto conmigo y para las que mi afecto está asegurado de por vida, y que ahora tienen que tomar y asumir este tipo de decisiones. Siento profundamente que la política mal entendida esté por encima de los afectos, sin duda un mal endémico para la evolución de nuestras vidas. Aunque físicamente no estaré allí, mi pensamiento y mi corazón estarán con todos vosotros. Deseo lo mejor para este pueblo y sus gentes, y como siempre gritaba al final de la ofrenda ¡VIVA VILLORIA! Y ¡VIVA LA VIRGEN DE LA VEGA!

Cefe Torres

Director del grupo SURCO

.

Te interesa

COMUNICADO CONCEJALÍA SOCIALISTA EN VILLORIA

La semana pasada, varios concejales del Exc. Ayuntamiento de Villoria, se desplazaron a Peñaranda de …