Inicio / Juventud / LA ESCENA ELECTRÓNICA DE LOS 90: BIG BEAT

LA ESCENA ELECTRÓNICA DE LOS 90: BIG BEAT


Es curioso cómo en los últimos 15 años, los artistas del Big Beat siguen siendo demandados y aclamados en los principales festivales internacionales de música, rebasando de esta manera las expectativas de la crítica sobre la longevidad de este género musical.

Temas como «Smack My Bitch Up», «Block Rockin’ Beats» o «The Rockafeller Skank» siguen poniendo del revés al público de cualquier evento internacional… bueno, de cualquier evento de música Rock o Indie. Resulta irónico que la calidad musical de estos eventos no atraiga a los jóvenes de la «generación Tomorrowland», quienes consumen un estilo de música electrónica todavía más simple y de mucha menos calidad que el Big Beat.


¿Qué es el Big Beat?

La música electrónica a mediados de los 90, como ahora actualmente, se dividía en dos frentes con objetivos totalmente opuestos. Por un lado, estaba la minoritaria escena vanguardista que buscaba experimentar con las más recientes innovaciones tecnológicas para crear nuevos sonidos, y por el otro lado estaba la escena comercial, donde se repetía el patrón de otras épocas con temas facilones y pegadizos que no paraban de sonar en las sesiones de discotecas y raves de media Europa.

El Big Beat surge a raíz del fenómeno de música electrónica «anti-intelectual» (comercial) que dominada la escena electrónica europea y también para contrarrestar la seriedad del Trip Hop. Sellos discograficos británicos como Wall of Sound y Skint buscaban publicar producciones menos serias, pero no por ello de menos calidad, y más bailables. Grupos como The Prodigy y The Chemical Brothers se alejaron de las escenas Techno y House respectivamente y plantaron la semilla de este nuevo género electrónico en Inglaterra para luego convertirse en los máximos exponentes.



FATBOY SLIM

Uno de los DJs y productores más famosos del llamado «brit-hop» noventero. Fue uno de los responsables de convertir al Big Beat en uno de los géneros musicales más conocidos de Inglaterra en los 90. Su nombre, gracias a temazos como «Right Here, Right Now» o «The Rockafeller Skank», tiene un gran peso en la escena electrónica internacional.

THE PRODIGY

Cuando The Prodigy lanzó «Firestarter» en 1996, el proyecto encabezado por Liam Howlett ya era una institución en el Reino Unido. Sus característicos bombos rotos de Hardcore marcaron sus dos primeros discos, «Experience» y «Music for the Jilted Generation», pero fue con su tercer álbum, «The Fat of the Land», cuando consiguieron darse a conocer a nivel mundial.

Uno de sus temas más polémicos fue «Smack My Bitch Up», tema que recibió fuertes críticas desde sectores feministas y conservadores, lo que llevo a que el álbum que contenía dicho tema fuera vetado en varias tiendas de discos. No obstante, The Prodigy ha sido reconocido como uno de los primeros grupos de música electrónica en conquistar los escenarios de los mejores festivales de Rock.

THE CHEMICAL BROTHERS

Al igual que The Prodigy, el dúo gozaba de cierta reputación antes de lanzarse al estrellato bajo la ola del Big Beat a mediados de los 90, un género que ellos prácticamente inventaron. Salidos de la escena Rave de Manchester, el dúo formado por Rowlands y Simons fueron poco a poco llamando la atención de grandes DJs y productores ingleses de aquella época. Sus «lives» empezaron a tener muy buena reputación en los clubs nocturnos de Londres, cosa que llamó también la atención de los hermanos Gallagher. Los Chemical Brothers acabarían siendo teloneros de una de las bandas más famosas que ha dado el rock británico, Oasis. Incluso Noel Gallagher puso voz a uno de sus temas, «Setting Sun».

No decepcionaron con su segundo álbum en 1997, «Dig Your Own Soul». Un álbum aclamado por la crítica y considerado como uno de los mejores discos de aquel año. Ya entonces el dúo era una superpotencia en la escena electrónica mundial. Los «lives» de The Chemical Brothers siguen siendo muy cotizados gracias al espectáculo de efectos visuales y de sonido.

THE CRYSTAL METHOD

The Crystal Method ha sido etiquetado por los medios especializados como la versión americana de los Chemical Brothers, ya que solo basta escuchar los temas de su álbum de debut, «Vegas», como prueba de la fuerte influencia del Big Beat británico. Temas como «Busy Child» y «Keep Hope Alive» tienen muy marcadas influencias británicas.

El proyecto de Scott Kirkland y Ken Jordan se ha mantenido activo hasta la fecha como productores, DJs y compositores de bandas sonoras. Cabe mencionar que The Crystal Method es el único grupo americano en esta lista.

>Javi Prieto (Kachu)

Te interesa

PARTIDOS DE FÚTBOL FIN DE SEMANA

Este fin de semana, los dos representantes del fútbol villorejo juegan sus partidos lejos del …