Inicio / Actualidad / ¡NO ESTOY DE ACUERDO!
¡ CAMBIEMOS!

¡NO ESTOY DE ACUERDO!


¡ CAMBIEMOS!
No quisiera decir que no admiro a nadie, pues eso no sería justo. La verdad, es que se admiran las cosas buenas y bonitas, y también ciertos hombres son dignos de admiración, porque yo creo que lo contrario seria injusto, pues si nos damos cuenta que la vida se compone de épocas y que en cada una de ellas los hombres cambian las formas y descubren lugares, o inventan fórmulas para hacer algo que jamás se había hecho, eso sí, es digno de admirar,…pero envidiar, ¡eso ya es otra cosa menos sana!

Sin embargo, para mi entender y repito, para mi entender, se han inventado cosas que más valdría que jamás debieran haber visto los hombres por el mal que con ellas puede hacerse a la humanidad, mas adelante diré cual. Pero hablando de cosas hermosas, que las hay, y otras raras, que también las hay (y muchas),…¿cómo es posible que los que venimos de atrás vayamos a quedarnos con una sola de esas cosas, que dicen ser hermosas y raras, te gusten o no?. Pues es sabido, que hay personas que quedan deslumbradas con lo que a otros no les dice absolutamente nada y no es porque no sean hermosas, que lo son según dicen, pero como distinguir esto, si tu cultura no esta formada para ello. El decir sí porque sí, en mi no cabe…

He visto admirar cuadros, de Picasso, de Miro, de Dalí y de otros…y a mí no me decían nada, es más….¡me parecen feos!. Esto para mi no es normal y yo mismo, me hago preguntas que no quiero poner, pero por estas cosas, a veces entro en contradicción conmigo mismo y me digo….¿tendrá algo que ver la falta de cultura con la envidia por querer entender lo que nunca aprendiste?

Si pudiera, haría algo para que las personas jamás llegaran a tener envidia de lo que no esta a su alcance, pues la envidia es otra forma de ansiar lo que quisieras ser y no puedes y esto te hace cometer errores, con lo que nunca conseguirás ni paz, ni tranquilidad. Las obras y los hombres son irrepetibles, la ilusión platónica inalcanzable. Pero hay mentes privilegiadas que dieron a la humanidad cosas con las que todas las personas no están de acuerdo y no porque no sean excepcionales, que lo son, pero estas cosas si son mal usadas pueden ser lo peor para la humanidad, aunque ya volveremos mas adelante sobre ello.

Yo, como casi todos, siento una admiración profunda por mis padres, por mis abuelos, ellos sí me enseñaron cosas hermosas aunque no fueran trascendentes. Me dijeron verdades que solo ellos sabían y se fueron de este mundo contándoselo solo a los suyos, porque siempre creyeron que esas cosas no eran importante para el resto de los mortales, pero para los suyos sí y por eso nos enseñaron a realizarlas sin crear envidia. Eso no hace mal a nadie, pues eso sí es digno de admiración con mayúsculas y además recuerdo que alguna vez me dijeron: «No mires, hijo, demasiado las grandes cosas, pues el dicho dice, que las esencias se guardan en frascos pequeños».

Y cada persona anónima es poca cosa por ser anónima, pero es tan importante como los que pasan a la posteridad, por eso estoy seguro qué para ti, si estas leyendo esto, como para mi, que lo escribo, cualquiera de los tuyos es mas importante que cualquiera de esos que pasan a la posteridad por sus cuadros o por sus descubrimientos. Todos estamos pasando por este mundo donde todo se agranda y donde a ciertos hombres se les da la categoría de excelentes o admirables, hasta que por algún motivo se les descubre que no lo son, pero con sus montajes y con habilidad nos lo hacen creer. Siempre he creído en la sociedad sana, que al final descubre a los impostores y los juzga.

Para mi, los grandes hombres lo son por lo bien que hacen las cosas, sin dudarlo, son grandes aquellos que hacen el bien a sus semejantes sin mirar ni el color que tienen, ni la religión que procesan. Como también digo que hay otros grandes, que su hacer ha perjudicado tanto a la humanidad, que seria mejor que nunca hubieran existido y no merece la pena imitarle ni admirarle. Aun sabiendo que su inteligencia fue superior a la de la mayoría de los mortales, se sabe que eso que él solo sabía, no fue usado para hacer el bien, aunque en el momento del hallazgo no se diera cuenta, que eso podría ser terrible para la humanidad, pienso que cuando se diera cuenta de ello, tendría que haber borrado de su cuaderno la teoría del hallazgo, de esa nefasta materia. Por eso, si es él, el culpable del mal que ha causado a la humanidad su descubrimiento, que yo llamaría diabólico, al dejarlo en manos de los que creen que con el poder que eso les da, ya son dueños del mundo. Y voy a hablar de Einstein, el gran cerebro del siglo diecinueve, todos sabemos que hizo grandes hallazgos que dejo con la boca abierta a la gente de su época, pero al final su herencia fue la bomba atómica,…¿de que nos sirvió su inteligencia si ha puesto en peligro ha la humanidad? ¿No habría sido mejor que la humanidad nunca hubiera sabido que esa materia que él descubrió existía?. Si esa materia no hubiera existido, hoy no estaríamos con ese miedo, porque…¿qué seria si en cualquiera de nuestras centrales nucleares se produjera un accidente como el de Chernóbil o lo que ha sucedido ahora en Japón?…o lo que pasó en la segunda guerra mundial, también en Japón. Esto no es ni envidiable, ni admirable, sino triste, terrible, aunque su inteligencia fuese excepcional.

Ahora lo lamentamos, porque sabemos que cualquier producto que sea incompatible con la vida como es la radioactividad que procede de su descubrimiento, jamás debiera haberse puesto en manos de los hombres, porque se sabe que hay hombres que por falta de humanidad, como ya he dicho antes son capaces de hacer cualquier cosa sin mirar a quien se lo hacen, incluso aunque lo que hagan repercuta también en el porque una explosión nuclear llega lejos, muy lejos.

Hoy se sabe que con las bombas que hay en los arsenales nucleares se podría destruir el mundo varias veces, entonces ¿de que sirven esos inventos? ¿Es de alguna manera envidiable este señor? Yo creo que no, pero es mi opinión, que no tienes si tu crees lo contrario por qué compartirla. ¡Todos esos peligros se lo debemos al inigualable Einstein, ¿no seria mejor que este hombre nunca hubiera existido?. Porque, ¿acaso hay algo mas importante que la vida? ¡Yo creo que no! Sin embargo este hombre que ha puesto en peligro a la humanidad, figura en calles y plazas, como un genio, que lo fue, sin duda, pero ¿para que?…para que cualquier dia un loco acabe con todos…

Hablando ahora de figurar en calles y plazas, quiero bajar mas abajo y voy a recorrer las calles de mi pueblo. Creo que en ninguna de ellas figuran personas por sus obras y me pregunto, ¿es que nunca nadie del pueblo hizo nada para merecerse figurar en una calle?. Yo sé de un inventor, del pueblo, que me consta que alguien le propuso que su nombre figurara en una, pero hasta mi llegaron rumores, mas bien hechos, de ese mismo señor que ponen en duda su moralidad, creo que algunos no saben ciertas cosas al proponerlo. Y diré lo que a mi me dijeron de él: me dijeron que traicionó a los que creyeron que eran sus amigos y que dejaron de serlo cuando todo cambio por aquel terrible golpe de estado que origino mártires en el pueblo. Me dijeron que él si pudo parar aquello por su prestigio y así salvarlos de los fanáticos, pero no hizo nada y desapareció dejándoles a su suerte. Me lo contó quien lo sufrió en sus carnes, pero ya no está en este mundo para justificarlo. Esos mártires que aquello originó, sí merecían figurar en alguna calle y no los causantes, que figuraron durante muchos años…¡¡ y aun no sé si figurarán!. Bueno no quiero seguir con esto, no me pase lo que al juez Garzón por querer desenterrar a los desaparecidos que siguen enterrados en las cunetas. Yo también soy amigo de perdonar, pero no de olvidar, pues olvidar significa que se puede volver a repetir.

Empecé este escrito diciendo que la admiración es algo natural pues se hacen tantas cosas buenas y bonitas que casi es imposible pasar por esta vida como si nada tuviera importancia y si que las hay. Y vuelvo al pueblo y pregunto: ¿acaso no ha habido personas sencillas en Villoria de esas que se han entregado con pasión a los demás?…. ¡Claro que las ha habido!…Y seguro que aun las hay, os invito a preguntar a personas de edad que puedan hablaros de personas anónimas, que sí merecían algún privilegio como para figurar su nombre en alguna calle para no ser olvidados de sus maravillosos actos. Todos sabemos que hubo épocas de enorme hambruna y hubo quien se quito su cacho de pan para dárselo a un niño hambriento. Eso para mi, es más importante que inventar la bomba atómica, o hacer un aeroplano, o pintar el mas hermoso cuadro, porque el que da pan, ayuda a vivir, las bombas solo matan, las invente quien las invente.

Así somos las personas, nos vanagloriamos de la gente que parece importante y además tratamos de imitarles, aunque sean un peligro para el resto de los mortales y no nos importa la forma por la que ha llegado a serlo. Como hablamos bien y mucho de aquellos que tienen mucho dinero aunque lo hayan conseguido de manera ilícita y nos apartamos de aquel que la vida no le llevó por el camino de acaparar porque la conciencia no le deja hacer el mal, caiga quien caiga.

Admiro al humilde, porque lo que da o hace, lo hace de corazón y creo en lo sencillo, que sí es importante y digno de admirar aunque las personas que lo hacen nunca figuren ni en los museos, ni en las calles, ni en los libros de historia. Me acuerdo que mi padre me decía: «Hijo, para ser famoso hay que ser o muy listo, muy listo,… o muy burro, muy burro,…pero yo te aconsejo, que tú si puedes pasar por la vida desapercibido, mejor».

Espero no haber molestado a nadie con esto que ahora he escrito, si fuera así, en la próxima vez que os mande algo, lo haré de forma que parezca un cuento infantil que es con lo que se contentan a los niños y no se enfadan los mayores. Voy a poner un pequeño apartado, para saludar a prima, Basi Cascón que sé que escribe y lee Besana y decirte: Basi tú y yo no somos primos lejanos, aunque sí es verdad, que nuestras vidas han envejecido muy lejos, uno de el otro, pero nuestro parentesco es de primos segundos, que eso no es ser primos lejanos, pues tu abuelo y mi abuelo, eran hermanos, tu padre y mi madre, primos hermanos y tanto tu como yo, llevamos el apellido Cascón….y te diré que yo de niño, para mi, tus padres eran mis tíos. Recuerdo cuando tus padres tenían la tienda, y yo al entrar por la puerta, entraba diciendo «tía o tío» con la boca llena….Bueno Basi, me gustaría darte ahora el abrazo que nunca nos dimos, así que recíbelo con el mas profundo sentimiento de tu primo Sigi ([email protected]).
Un saludo para todos.

YO ADMIRE AQUEL PAJARILLO BUENO

Volandero pajarillo,
que te refugiaste en el espino
y aunque te clavo el aguijón
lanzaste desde allí el grito
de libertad porque dejaste el nido

Ya eres adulto
y recorres en el aire los caminos
sin que nadie marque tu destino.
¡que feliz eres como te envidio¡
como quisiera pajarillo haber nacido.

Mira pajarillo yo como tu también tuve nido
y lance mi vuelo por el mundo mío
y corrí caminos y levante el grito.
porque aquí en mi ruta, también hay espinos.

Escucha pajarillo,
me acuerdo cuando era pequeño
te ponía trampas para verte preso,
¿Ahora me pregunto por qué haría yo eso?

Seria que creía que eras un ladrón
por coger comida para tu sustento.
¿O instintos siniestros
que lleva mi especie dentro de su pecho?

No lo sé pajarillo bueno,
pero escucha pajarillo
te contare un cuento
aunque sea verdad porque yo no invento.

Mira, aquí en este mundo
al que tu y yo pertenecemos
hay unos señores,
que estudian y estudian,
en enormes libros,
donde están las normas de aplicar derecho.

Pues mira pajarillo al que como tu
tiene que coger algo
que no es suyo para su sustento
le aplican su ley y le meten preso
por el mal que a hecho

Escucha pajarillo porque sigue el cuento este triste cuento.

Hay otros señores
que hacen cañones, bombas , mísiles …
y otros dañinos inventos
para que otros maten,
a diestro y siniestro .

Veras pajarillo a estos señores,
los otros, los que tienen el mando
los llenan de estrellas los hacen estatuas
en una palabra los suben al cielo.

Esto te lo cuento pajarillo bueno
para que comprendas
porqué yo de pequeño
te ponía trampas para verte preso.
perdón pajarillo
así me enseñaron los grandes ineptos.

¿No sé pajarillo si me abre equivocado
al contarte el cuento
al hablar de bombas
y no de tú vuelo y no de mi vuelo?

¿Ho será que yo no diferencio?
¿o será que en este mundo
hay hombres que dicen
que lo malo es lo bueno?

Mira pajarillo, sabes lo que pienso,
dejémosles a ellos,
que al final se juzguen.
Y así lo sencillos.
juntos volemos, volemos….

Sigifredo María Cascón

Te interesa

SENTI2 A FLOR DE PIEL

Eloísa Guzmán y Laura cerdeño piano y soprano presentan «SENTI2 MUSIC» un espectáculo único que …