Inicio / Destacadas / EL C.D.PROMESAS DE VILLORIA, UN REFERENTE DEPORTIVO PARA TODA LA COMARCA
JUAN RAMON RAMOS, PRESIDENTE DEL CLUB, NOS HABLA DE SU TRAYECTORIA

EL C.D.PROMESAS DE VILLORIA, UN REFERENTE DEPORTIVO PARA TODA LA COMARCA

JUAN RAMON RAMOS, PRESIDENTE DEL CLUB, NOS HABLA DE SU TRAYECTORIA
Juan Ramón Ramos González, nació en Villoria allá por el año 1966. Tiene actualmente 44 años y vive junto a su esposa y sus dos hijos en Villoria. Él es muy conocido por su trayectoria deportiva, ha jugado en diversos equipos a parte del F.C. Villoria, tales como el C. D. Crespos y el Nuevo Amatos. Actualmente es el presidente del Club Deportivo Promesas de Villoria, y entrenador del equipo de benjamines y juveniles. Fue unos de los fundadores, hace ya seis años, del C.D. Promesas de Villoria.

En la entrevista que hemos realizado, Juan Ramón nos habla de los inicios del Club, «Comenzamos con cuatro equipos, benjamines y alevines, y fue difícil ya que solo contábamos con 20€ por inscripción, además no teníamos camisetas. Las primeras que tuvimos fueron compradas por los padres». Después de este duro inicio, el club consiguió financiarse con una rifa en Navidad. Con esta recaudación consiguió la primera equipación deportiva.

Pero todo esto ha cambiado, en la actualidad el club tiene 6 equipos de fútbol. «Tenemos equipos en todas las categorías, e incluso tenemos una repetida como es la de alevines». El presidente se siente orgulloso en el funcionamiento del club, cuenta ya con más de un centenar jugadores. Cada equipo tiene un entrenador, e incluso en alguna categoría dos. «Somos varias personas las que hacemos que el equipo siga adelante, entrenadores, la directiva y , por supuesto, la afición, de la cual me siento muy orgulloso y estoy muy agradecido por el apoyo recibido».

Con el tiem>po, este proyecto se ha ido diversificando, aparte de fútbol, desde hace dos temporadas cuenta también con Baloncesto. El club también ha organizado algunas maratones.

Esta gran familia ha conseguido llegar alto, «Comenzamos en segunda división y ahora tenemos casi todas las categorías en primera división.El año pasado quedaron campeones los benjamines y subcampeones los alevines. Los cadetes, hace dos años, también quedaron campeones».
Pero no todo queda en lo deportivo, los valores humanos son más importantes para este club, incluso por encima de los deportivos, el club tiene como principal fin hacer que los niños sean amigos, y aprendan a cooperar entre ellos «Queremos ser una gran familia, que lo pasemos bien y seamos amigos, no solo de Villoria si no que participen de otras localidades». «Nosotros no seleccionamos a los niños, solo queremos que se diviertan y jueguen acorde a sus posibilidades».

Según nos cuenta Juan Ramón., «EL club se financia con 50€ por familia independientemente de que participen uno, dos o tres jugadores. Además recibe subvenciones del Ayuntamiento y la Diputación. También obtiene ingresos a través de una rifa en Navidad .Como aliciente para los chavales, hay un convenio firmado con la U.D. Salamanca, para que los inscritos puedan ir a los partidos de la Unión gratuitamente.» Este año la subvención del Ayuntamiento ha sido cuestionada dada la aportación que ha hecho y hace el municipio con las luces del campo de fútbol; tema que suscitado una agria polémica y que más adelante intentaremos explicar si quieren las partes interesadas.

Para la próxima temporada, el club pretende tener tres equipos de baloncesto, dos mixtos y uno femenino, además del curso de iniciación. En fútbol, no hay grandes novedades.

Para terminar la entrevista, Juan Ramón nos contó una anécdota. «En los inicios del club, carecíamos de equipación deportiva completa, cada uno vestía de diferente manera. El primer partido lo jugamos contra el Helmántico y, cuando salimos, todos empezaron a reírse de nosotros por la falta de uniformidad en nuestra vestimenta. Ganamos 4-2 y el entrenador del Helmántico les dijo: Reíros, reíros ahora.»

Ahora no se ríe nadie de este club, mas bien todo lo contrario. El Promesas de Villoria tiene ya un nombre en el deporte base de Salamanca, muy a pesar de algunos dirigentes federativos a quienes no parece hacer demasiada gracia que los equipos de pueblos traten de tú a tú a los capitalinos.

Pero todavía queda un pequeño o gran detalle para hacer un gran equipo. Nos referimos a ese eslabón perdido de la cadena que es necesario para que los chicos que terminan en juveniles den el salto al equipo de los mayores. Hoy por hoy no hay esa unión; ambos equipos son independientes y sería bueno que ambas directivas llegaran a un acuerdo para crear un equipo donde todos formaran parte de la misma familia deportiva.

Te interesa

A MI, NO ME TOCA…

Seguimos pensando que eso les pasa a otros, que ni a mí, ni a los …