Inicio / Colaboraciones / COSAS DE LA VIDA

COSAS DE LA VIDA


¿Que será el tiempo que pasa y no se ve? Creo que nos pasamos la vida durmiendo y esa es la causa por la cual no vemos la vida pasar.¿Será bueno estar dormido y que el despertar no sea traumático, como muchas veces lo es? A mí no me importa yo mi tiempo lo paso como quiero, hay veces que paseo, con mi silla eléctrica y otras duermo y claro como todos también miro la tele! o las nubes, ¡Qué más puedo hacer yo ahora!

Y veo que el día de hoy no se parece en nada al de ayer, ni se parecerá en nada al de mañana, por eso, cuando cierro los ojos aunque este despierto, es el momento que recorro mi vida y la disfruto o la sufro como todos, pero con la conciencia tranquila, porque sé, que es realidad mi pasado y mi presente.

Y así, recorriendo mi pasado, me encuentro con cosas que no me gustaría olvidar nunca y si pudiera pararía el tiempo, Pero no es posible y nadie va cambiar. Nada ni tú misma mente, a la que te agarras cuando no quieres que el tiempo pase.

No creo que alguien se atreva a pensar que yo soy un iluso, por pensar de esta manera ¡No! pero los recuerdos son como un libro que está en tu cabeza, de cosas bonitas y cosas vanas y por eso no me gustaría olvidar ninguna, porque el que no tiene recuerdos no ha vivido ni vive.

Es posible que el que esto lea vea contradicciones, tonterías, pero es que cuando empiezas a escribir que no es cosa fácil y más cuando se tiene poca escuela las ideas no fluyen y te atrancas y aquello que querías escribir, no te sale y sigues para llenar la hoja, ¡Pero hay un dicho que dice! ¡Tu escribe que algo entenderán! Aunque dejes escrito realidades que alguno no comprenda, porque no están bien escritas, pero que voy hacer yo si no se más.
.
Ahora está lloviendo, veo unas palomas pasar raudas, no se si no se quieren mojar y por eso van tan rápidas.
También veo correr a un hombre con la chaqueta en la cabeza, no sé si es calvo, o no se quiere mojar el pelo. ¡Os lo digo y no me importa ni las palomas ni el hombre! Seguro que os diréis y este tío de que va! Me está haciendo perder el tiempo.

¡No hombre no! No leíste en el encabezamiento que mi tiempo era mío y que con él hacia lo que quería., Pues sigo con mis costumbres y no sabes lo que siento que esto no te guste, pero yo sigo escribiendo y no para hacerte perder el tiempo, sino para hacerte feliz, porque en lo que estás leyendo, te estarás olvidando de lo no grato.

Te voy a contar otra cosa. Que estoy viendo en estos momentos. ¿No sé si conocéis el árbol de las camelias? En Vigo hay calles enteras con árboles cameleos, ahora están en flor, por eso son más hermosos porque florecen cuando llega el frio.
Bueno pues en estos momentos una bandada de estorninos se acaban de posar en ellos. Me gustaría que pudierais ver como yo estoy viendo, lo hermoso que se ha puesto el Cameleo que está debajo de mi balcón. El negro de los Tordos con el verde de las Hojas y el rosa de las Flores, forman un contraste, que en estos momentos me gustaría ser un buen escritor, para dejar escrito el momento. Pues esto es como el que ve una hermosa fotografía, que cuanto más la miras, más hermosa te parece.

¿Ya ves que el que escribe aunque sea poco siempre dice algo? Por eso si tú has pensado hacer cosas como estas te invito que lo hagas a mi me gustaría leerlas, te lo digo de verdad
Y ahora quiero acabar diciendo gracias por leer lo que escribo porque esto para mi es una de las formas de mantenerme vivo con vosotros en Villoria! Por mediación de Besana

Desearme que pueda hacerlo durante mucho, tiempo, porque
mi minusvalía hace que todo me cueste mucho y no digo esto para dar pena, ¡Pero si os digo que escribo con un dedo de la mano izquierda que es el que me queda útil! Comprenderéis que es verdad que lo hago por mantenerme vivo con vosotros.

SIGI

COSAS DE LA VIDA

El tiempo no pasa
cuando estás esperando.
y aunque la mente te diga
que mañana será otro día
y todo cambiara ¡Piensas!
¿Y que pasara?

Pero si estas solo
y eso si es realidad
pasa las hojas
que están en tu pensamiento
y haz que cuente.
Tu verdad solo tu verdad.

Y no mires míseras glorias
ni tempestades
porque la vida es camino
y aunque té gustaría
que todo fuera divino,
lo alfombran los hombres
con abrojos y espinos.

Y si te pones a pensar
qué la vida es para subsistir
no te llenes de rabia
al comprobar
lo difícil que es vivir
porque si es así,
querrás arrancarlo todo de raíz
y morder y morder
como muerde en la, oveja
el lobo ruin.

Porque ovejas del redil humano somos
sometidas al hombre
en el ancho campo
donde él se convierte en vil
matando el derecho
que tienen todo ser, de ser feliz.

Y cuando veas
que té falta el amor
aunque te digan te quiero
si ves que es por caridad,
no abras tu corazón al viento,
y no entrara en él
esa inhumana tempestad.

Hoy tropece con la falsa alfombra
que tienden los hombres
y pasaba de puntillas por ella.
y tropecé aunque no me fiaba,
pero allí estaba la trampa
de nuestra forma humana.

Y quise ignorar al que venia
por mí mismo camino
discutiendo sin sentido
con un desconocido
sin saber que yo también
era uno más de sus elegidos
por estar en este mundo
de seres mezquinos

Por eso en la soledad
cuando todo está a tu medida
¡Ni siquiera el silencio
te alegra la vida!
Pero el oculto dolor te recuerda
que tenemos en el alma una herida
que no crees, sea merecida.

Por eso, lo mismo que de una pena
sale un romance
cuando hay una herida
yo querría
que nada
en el hombre sonara a despedida
y que una sonrisa de amor
siempre al final fuera su partida

Y que el aire que respiramos
jamás tenga medida
y que el espacio
que ocupa el cuerpo humano
en esta esfera
Nunca. Nunca
pueda dejar a nadie de ella fuera.

Porque nacimos libres Todos
y de igual manera
¡Pero hoy!
Hasta la ropa que llevamos
hace que se nos traten
de distinta manera
y por su simple color
puedes quedar dentro
puedes, quedar fuera

El sol hoy brilla me gusta la claridad
mis ojos ven la calle donde esta todo,
el saber, la ignorancia, lo hermoso, lo feo
y con esa luz compruebo. que no veo
Ni lo que quiero. Ni lo que deseo

Veo a la gente que por la calle pasea
Veo un cojo.
Veo, un atleta,
el primero se arrastra con muletas,
y el otro como un gato trepa
sin mirar para atrás
pues nada, nada, le interesa.

Va otro callado
que ni corre ni cojea
y yo me pregunto
¿quién será ese?
¡Quizás, la Conciencia!…

Sigifredo Maria Cascón

Te interesa

A MI MADRE por SIGI

¡Ya hace un año que te fuiste, MADRE¡ Cómo pasa el tiempo. Sin embargo para …