Inicio / Actualidad / Quintín nos felicita las navidades. Felicitación de Navidad 2021-2022

Quintín nos felicita las navidades. Felicitación de Navidad 2021-2022

Mensaje naíf del Ángel a los pastores de Belén según la traducción (por libre) de la Biblia Vulgar:

Que haya paz entre vosotros, ¿vale?, que andáis todo el día tirándoos piedras y os vais a descalabrar. Y luego a urgencias. Pues ¿sabéis lo que os digo? Que están todas dadas de sí este año, hasta los topes están con eso del virus que os habéis apañao.

Ya veo que otro año que las vais a palmar en la campaña de navidad con los lechazos. Al paso que va reconquistando terreno el virus acabarán otra vez cerrándoos la hostelería. Y los precios a pique. Pues a pedir subvenciones al Sr. Sánchez, que para eso está. Claro que lo que dice él: frente al vicio de pedir, la virtud de no dar. Encima seguro que os promete lo de bajar la factura de la luz. No os lo creáis. Va a ser a costa de que os volváis a vivir a los antiguos chozos de pastores con luz de velas para la noche. Y sin lavadora, ni frigorífico, ni ducha. Por lo menos que os dé para desodorante.

El caso es que yo eso no os lo puedo arreglar aquí arriba porque no es de mi negociado. Que a mí me tienen solo para anunciar las cosas buenas como el nacimiento del Niño Jesús, que, por cierto, a ver si le lleváis un poco de leche que a su madre con la corajina del viaje y que no les hayan querido recibir en los mesones del pueblo se le ha cortado la leche y no le puede dar de mamar.

Yo no puedo arreglaros lo de los lechazos, pero se me está ocurriendo aconsejaros que se lo pidáis a los Reyes Magos, que para eso están, y son solo unos días más tarde entre el 5 y el 6 del mes que viene.

Además este año he oído que van a aumentar en la cabalgata de Madrid un rey más: el rey Emérito de Borbón y Borbón. Y ese sí que viene con pasta gansa de los Emiratos esos. Claro que a lo mejor es preferible que la petición al Emérito la hagáis directamente a los bancos suizos a cuenta de sus cuentas ocultas. Y a los bancos de Las Bahamas. Y a los de Andorra. Y a los de Panamá…

Una advertencia, si poniéndoos en un caso extremo (que seguro que no), la justicia europea y la española (igual para todos) juzgara y confiscara la parte correspondiente al fisco español y en consecuencia os negaran subvenciones de esos fondos bancarios injustos, os ofrezco otra idea: Que os vengáis todos con vuestras ovejas a Madrid, que aquí ha dicho la Sra. Ayuso que por nada del mundo ella cierra la hostelería, que pobrecillos. Y que en Madrid hay pasto libre, incluidos los franceses, ingleses y alemanes que quieran venir a emborracharse para el fin de año. Podéis veniros, digo, con vuestras ovejas en reata por La Castellana y alrededores. Y vais colocando lechazos según os cruzáis restaurantes y grandes superficies. Comercio justo se llama eso, sin esas comisiones de los intermediarios y las del Corte Inglés, que chicos, por Dios, las que se llevan. Luego por la noche las metéis todas a pastar al nuevo Santiago Bernabéu, que este año el Real Madrid está que lo tira (los puntos de la Liga, digo)

Resumiendo (que este año me ha salido un Anuncio un poco más largo, disculpad): poneros la mascarilla también en exteriores para que no salte el bicho a los lechazos, no la vayáis a mangar también vosotros como el murciélago aquel de Wuhan (China), que se lo pegó a un animal comestible del mercado y de ahí pasó a la gente. Y de la gente a la gente hasta los pobres africanos (que encima no les llegan vacunas) Claro que esta teoría es la que propalan los americanos, que ni aquí arriba sabemos la verdad verdadera, esa es la verdad (ahora con las fake news nos tenéis desconcertados).

A ver si por favor no os coméis las migas del caldero los unos a los otros, ¿vale?, que luego todo son peleas y zapatiestas. Y después, cuando pedís que hagamos justicia, aquí arriba no sabemos a quién darle la razón. Llevaos bien, hombre, por lo menos en estos días de Navidad, que son muy señalaos. No os robéis las ovejas mejores, ni el macho cabrío o cabrón, que luego va dejando mucha descendencia.

Pero venga, que me tengo que subir, poneos a cantar villancicos… Sí, hombre, ese de Rafael, que arriba nos gusta mucho. ¿Cómo era…?, ¿Cómo era? (¡A ver si yo también estoy cogiendo el Alzeimer!) Sí, sí, venga, empiezo yo:

El camino que lleva a Belén…, yo voy cantando con mi viejo tambor,

ropopo-pón, ropo-pon…

Los pastorcitos quieren ver a su Rey…

Venga, seguid vosotros, que tengo prisa. Con esto del cambio climático en el viaje de arriba abajo paso un frío del carajo.

Hala, hasta otro año, que se me hace tarde y me riñen, se creen que he andado de discotecas.

¡FELICES NAVIDADES!                                                                                                                                                       QUINTÍN
(Felicito en nombre de toda la comunidad de Dominicos. Éstos no lo hacen porque están todos perniquebraos. Menos José Antonio, que tiene 80 años y está mejor que nosotros tres. Abrazos)

Te interesa

Repunte importante en Villoruela.

Martes, 28 de enero. Ligero aumento en el número global de contagiados en nuestra zona …