Inicio / Deportes / Empate agridulce.

Empate agridulce.

Venían los del F. C. Villoria con ganas de romper la mala racha de derrotas en las últimas jornadas, y lo consiguieron, pero con un empate.
Partido de toma y daca, bronco y duro ante un equipo correoso como es el Atlético Encinas de Abajo ,que empezó mejor asentado los 10 primeros minutos, gozando de un par de ocasiones. A partir de aquí los de Rodrigo comenzaron a funcionar, gracias al eje Cordo, Dani y Brian , poniendo en apuros al meta visitante en más de una ocasión gracias a la brega de José y Brian en el ataque. Sin embargo, fue Carlos con una media vaselina el que acertó a meter el cuero en la portería del Atlético Encinas. Un bonito gol que espoleó a los de Villoria, haciéndose dueños del partido y creando hasta tres ocasiones de gol. Pero, un penalti a favor de los visitantes en el minuto 40 dio lugar al gol del empate a uno, resultado con el que se llegó a final del primer tiempo.
El segundo tiempo comenzó con dominio de los de Encinas y una clara ocasión de gol con un remate de cabeza al larguero a la salida de un saque de esquina. Volvió la lucha al medio del campo, con poca técnica y mucha fuerza por ambos equipos y con un par de ocasiones para el F.C. Villoria, que veía como en el minuto 28 el Atlético Encinas se ponía por delante en el marcador gracias a otro penalti señalado a su favor.
Otra vez el máximo castigo sería el protagonista en el minuto 36, esta vez a favor de los locales, que no tuvieron la misma suerte que sus contrarios, ya que el portero visitante evito el tanto con una buena intervención.
No se dieron por vencidos y siguieron atacando los de Rodrigo, que no acertaban con tres «caramelos»que les puso Cordo en bandeja en sendas faltas y un saque de esquina.
Y cuando todo parecía perdido, en el minuto 47, Brian engancho un balón colgado en el área y acertó a batir al portero visitante, desatando la alegría entre jugadores y público local.
En definitiva, tablas que dejan un sabor agridulce por el empate conseguido en los minutos de descuento, y la sensación de que se podían haber conseguido los tres puntos con algo más de suerte.
Mejoría del equipo en líneas generales que , a buen seguro, servirá de revulsivo, tanto a los jugadores, como a su entrenador,Rodrigo Barrios.

Te interesa

El que tiene un amigo tiene un tesoro

Diciembre, para algunos el mes de las vacaciones de Navidad, las reuniones en Familia, cenas …