Inicio / Cultura-Educación / Aguamiel y filigrana, de Juan Carlos López Pinto

Aguamiel y filigrana, de Juan Carlos López Pinto

*un libro de poesía para niños,

*un libro de apoyo a personas con daño cerebral

Juan Carlos es conocido en estos pueblos de Las Villas porque ejerció de periodista infatigable para La Gaceta durante muchos años. Y fue luego fundador y director de TV Salamanca y salamancartvaldia. Acaba de sacar un libro de poesías para niños editado por el Ayuntamiento de Salamanca.

Es un libro precioso. Precioso por los textos, llenos de emoción y calor, de ingenuidad y de ternura. Precioso por los dibujos, llenos de color y sencillez, que son en el libro una parte tan esencial como los textos. Los dibujos, todos con la señal convenida del esparadrapo en la cabeza, son de Carlos Marcos Quispe.

Es un libro precioso también por el anhelo que le ha dado vida: hacer visible a muchos, dar a conocer La Asociación Salmantina de Personas con Daño Cerebral (ASDACE), de la que Juan Carlos es miembro activo porque él sabe lo que fue y es luchar contra un ictus y sus secuelas.

La cuantía económica del libro, 10 EUROS, va íntegra para apoyar los servicios sociales de ASDACE.

El libro –se me ocurre- puede ser un buen regalo a nuestros niños para leer con ellos e iniciarles en el gusto por la poesía infantil. A la vez que les hablamos y explicamos la enfermedad de daños cerebrales, la Asociación y sus tareas (entrar en google) y la conveniencia de colaborar con ella.

Después de exponer todo esto me perdonaréis que me nombre representante de Juan Carlos para los pueblos de Las Villas a efectos de que las personas interesadas puedan dirigirse a mí para comprar el libro. Lo haré encantado.

Quintín García

Como muestra, este es uno de sus poemas

Destino Salamanca

Para mover el mundo,

hace falta una palanca.

¿Sabes donde está?

¡En SALAMANCA!

Es de oro,

pero también blanca.

Es preciosa, es muy franca.

Te interesa

Seguimos con los recuerdos.

Seguimos recordando a gente de nuestro pueblo que dejó entre nosotros buenos recuerdos. Gente entrañable …