Inicio / Actualidad / ENTREVISTA A RUBÉN CAÑIZARES. PREGONERO DE LAS FIESTAS

ENTREVISTA A RUBÉN CAÑIZARES. PREGONERO DE LAS FIESTAS

Por fin tenemos confirmación oficial. Ayer el pleno del Ayuntamiento aprobó el programa de las fiestas de Septiembre del 2020. Eso sí, con el voto en contra de los concejales del grupo socialista. El equipo de gobierno subrayó que todos los actos programados contaban con los permisos correspondientes y estaban diseñados conforme a las normativas vigentes para evitar posibles contagios. Para los representantes del Partido socialista este programa no hace más que poner en riesgo la salud de los vecinos. La polémica está servida.

En este contexto hoy os ofrecemos la entrevista que os prometimos con Rubén Cañizares, pregonero de estas atípicas y polémicas fiestas. Como todos ya sabéis, Rubén es hijo de Jose Luis y Ana y sanitario de profesión. Esta profesión y su juventud hacen que su opinión sea especialmente interesante. Aquí os dejamos dicha entrevista:

 

P.-¿Quién y cuándo se puso en contacto contigo para comunicarte que habían pensado en tí para ser el pregonero de las fiestas?

R.-Me junté con los miembros de la corporación municipal una semana antes de que el Ayuntamiento diese a conocer mi nombre. Me dijeron que habían pensado en varias formas para que todo el sector sanitario de Villoria diese el pregón, pero ante la dificultad de hacerlo, propusieron que fuese yo quien representara a todos. Josemari, también me llamó para darme la enhorabuena, y hacerlo en nombre del resto de concejales del partido socialista.

P.-¿Tardaste mucho tiempo en aceptar está invitación o tuviste que meditarlo?

R.Tardé varios días por dos motivos. El primero, surgió por las dudas de si sabría representar al sector sanitario y si debía ser yo quien lo hiciese.

La segunda estaba relacionada con el propio acto. Me parecía fundamental que fuera un acto seguro, y los miembros del ayuntamiento me comentaron que sería en la plaza de toros, sentados y cumpliendo aforo, y me pareció que así sería adecuado.

P.-¿Cómo reaccionó tu entorno familiar más cercano ante esta noticia?

R.-Mis padres y mi hermana me han apoyado siempre, son el pilar fundamental de mi vida. En la pandemia, abandoné mi casa para ir a vivir donde antes lo hacían mis abuelos, quería protegerlos, porque por mi trabajo en el servicio de Urgencias, no quería transmitirles el virus. Me han ayudado mucho y me han apoyado siempre y se alegran de la noticia porque saben, la parte positiva y la carga que me supuso haber lidiado con el Covid en mi trabajo.

P.-¿Qué sentiste o qué se te pasó por la cabeza al ser elegido por el Ayuntamiento en representación de las personas que trabajan en sanidad de Villoria?

R.-Todo el mundo me conoce, soy una persona muy implicada con Villoria. En mi trabajo, he echado siempre un cable a mis paisanos que acuden a urgencias. Creo que la decisión de ellos ha sido por mi implicación con el pueblo y por haber estado en primera línea con el Covid.

También quiero dejar claro que no es mi pregón. Quiero dar voz a todos los que nos levantábamos cada día a luchar en esta maldita batalla que nos ha tocado vivir. Es lo que espero hacer en el pregón, al fin y al cabo yo solo voy a ponerle voz a todos los villorejos sanitarios.

P.-¿Qué opinas respecto a que ningún pueblo haya podido celebrar sus fiestas y Villoria sí las celebre?

R.-Desconozco el programa de fiestas, pero me imagino que será algo simbólico, en el que habrá actos similares a los que el ayuntamiento viene celebrando este verano. En los que se respete las medidas de seguridad.

Pienso que será algo similar a lo que han hecho el resto de pueblos, con actos culturales concretos, y no un programa de fiestas como estamos acostumbrados

Pero será el ayuntamiento el que nos responda a esta pregunta, yo como pregonero solo puedo aportar esto.

P¿Ves compatible la situación actual que vivimos con la celebración de algún evento festivo?

R.-Dependiendo de que entendamos como evento festivo. Si es un evento con medidas de seguridad, en espacio abierto, distancia social, control de aforos y mascarillas. Cada uno puede decidir, como hasta ahora si acudir o no. Pero debe primar la seguridad en cualquier evento por encima de todo.

P.-¿Crees que la gente en general está preparada para asumir la responsabilidad que puede acarrear el que haya celebraciones?

R.-Es una pregunta que como pregonero no me corresponde responder. Pero aún así, Villoria ha demostrado ser un pueblo responsable, al menos los datos que tenemos hasta ahora han sido positivos. Esperemos que sigamos en la buena línea.

P.-En caso de que hubiera algún contagio, ¿Se puede responsabilizar exclusivamente a la juventud de lo que pueda ocurrir.?

P.-La experiencia en mi trabajo me dice que no. En el servicio de Urgencias, estamos viendo casos con perfiles muy distintos.

De todas formas, el Covid, no es una cosa que elijamos. Y en caso de que vuelva a haber algún caso positivo, no debemos estigmatizarlo como sucedió hace unas semanas. Debemos apoyar a esa persona o a esa familia en la medida de lo posible, porque podría pasarnos a cualquiera.

P.-Cómo joven y a la vez sanitario que ha vivido y vive en primera persona la situación que ha generado el Covid, ¿Qué consejos das a la juventud de Villoria para estos días?

R.-Que entiendo, como joven, que tenemos muchas ganas de disfrutar de unos días con los amigos, aunque tendremos que aguantarnos.

Pero que como sanitario, veo lo que pasa en el hospital, así que ya que los amigos se acabarán reuniendo, haya festejos o no (porque lo venimos viendo desde junio en redes sociales), que limiten al máximo posible los contactos, y que sean seguros, que se puede disfrutar de una comida pero con las medidas que nos protegen.

Que ya el año que viene tendremos tiempo de hacer fiesta de verdad, que este nos toca aguantarnos con lo que tengamos. Por nosotros y por nuestras familias.

P.-¿Puedes comentarnos a grandes rasgos cual es la opinión de la gente joven de tu entorno con respecto al tema de las fiestas?

R.-Pues que no vamos a vivir unas fiestas como tal. Nos juntaremos a comer, como hacemos los fines de semana, y quizá vayamos a algún acto. Pero será todo en “pettit comitte”, para no relacionarnos con mucha gente.

Quiero terminar con unas palabras y dejar el tema de las fiestas a un lado, que a mi no me corresponde y quiero hablar sobre el pregón y los villorejos a los que quiero representar.

Antes de nada, pedir disculpas por mis errores. Porque cuando no debía hacerlo, alguna noche a las tantas de la mañana, salí a pasear y tomar el aire, que la presión asistencial me robaba. Errar es de humanos y yo pido perdón por ello, la presión de lo que hemos vivido fue muy grande y aquello fue una vía de escape para mi.

A todos los ochenta y dos villorejos que nos dedicamos al sector de la salud, quiero darlos las gracias por vuestra valentía. Por levantarte cada mañana a la residencia donde trabajas, el hospital o la casa donde cuidas de los que más nos necesitan. A luchar contra este maldito virus que se ha llevado a una generación que tanto luchó por nosotros.

Todo ese esfuerzo que has hecho es lo que quiero transmitir en tu pregón, al que yo solo voy a ponerle voz, pero no es mío, es tuyo. Tu pueblo es quien reconoce tu labor a través de mis palabras, como lo hacía todos los días con sus aplausos a las ocho de la tarde.

Así que compañero, que luchaste en primera línea, esto es tuyo, espero saber poner voz a todo lo que empezaste a vivir un 13 de marzo.

Un abrazo compañero/a y paisano. Rubén Cañizares Sánchez.

Te interesa

QUERIDO OTOÑO

I CONCURSO DE RELATOS DE OTOÑO. EDICIONES EMBRUJO. Me encanta el otoño, es mi estación …