Inicio / Colaboraciones / ALGUNOS LIBROS y POESIA

ALGUNOS LIBROS y POESIA

Me acuerdo cuando era pequeño e iba alguna vez a la capital veía tanta gente, que me preguntaba, al verlos deambular por las calles, si toda esa gente tendría casa donde vivir ¿Y qué comerían? ¿Y donde harían sus necesidades? Pues no veía ningún corral como los que había en mi pueblo, No, no me cabía en la cabeza tanta gente paseando por la calle sin hacer nada. Es mi crítica a la ignorancia, a mi ignorancia.

Luego, los libros y la vida me dieron un poco mas de entendimiento y hoy me atrevo a comentar algo. No he querido buscar grandes libros para hablar de ellos, pues sería casi imposible sacarles un contenido acorde con mi capacidad pero lo intentaré.

Ya sabéis que este año se está conmemorando, los cuatrocientos años de la muerte de Cervantes. Todos hemos oído hablar de él y sobre todo de su libro el Quijote y de las fantasías que en él escribe; la lucha con los molinos y un montón de odiseas de las que todo el mundo habla, pero leer, leer no lo han leído tantos. Pero sería bueno que libros como este fuera obligatorio leerlo ya en el colegio, porque en él nos retrata a los españoles. Tengo que decir que si lo leí, pero cuando ya pasaba de los cuarenta. Un día lo vi en el Corte Ingles, por cierto en rebajas y lo compré y la verdad que me alegré, pues es un libro que nos dice tanto a los españoles, que es como si el tiempo no hubiera pasado.

Y el que lo haya leído podrá decir si mi observación esta fuera de contexto. Bueno yo hoy no voy hablar de El Quijote porque sería presumir. Voy a hablar de otros pequeños libros que hace mucho que leí y a veces releí.

¡Voy a criticar! Es bien sabido que se hacen grandes colas para comprar ciertos libros, sobre todo de ciencia ficción y todo, por la propaganda que hacen las televisiones y centros comerciales.

Pongo como ejemplo el éxito de El Señor de los Anillos o Harry Potter y otros que a mí no me dicen absolutamente nada, porque creo que nada positivo dicen. Aunque a los más pequeños les hagan gran ilusión porque aun no saben lo que es la vida real, o saben poco.

Pero seguro que vosotros los jóvenes que esto leáis, sí que hay en vuestra biblioteca libros de los que digo que yo no leo. ¡Y menos de esos que yo digo que tanto he leído!

Debe ser que a mí me gustó siempre tener los pies sobre la tierra y nunca me gustó leer lo que nada me dice y además lo que me parece que es imposible. Aunque confieso, que cuando mis hijos eran pequeños, yo mismo comprara y leyera con ellos libros de Julio Verne, pues estos me parecían más pegados a la tierra, aunque todos no lo fueran.

De hecho hoy se ha demostrado, que muchas de aquellas fantasías han sido posibles, pero dudo que estas nuevas fantasías lo lleguen a ser. No estoy contra ellos si con ellos se entretienen, pero cuidado, ya no es la primera vez que un niño se tira de un balcón queriendo volar como Superman.

Pienso que los enseñantes de hoy, están pasando por alto los clásicos de otra época, no tan lejana, que sirvieron entonces para distraer y para que comprendieran hechos y sucesos que mostraban realidades de la época y algunas cosas de aquellas se están dando en estos momentos.

Si te paras a pensar, muchos de aquellos sucesos que en los viejos libro se cuentan pueden ser trasladados a la actualidad, pues bien sabemos todos que la historia se repite y sigue habiendo picaros y charlatanes, que aunque hayan cambiado las formas, siguen teniendo el mismo fin, sobrevivir a costa de lo que sea.

Si leéis El Diablo Cojuelo te encontrarás cosas que te parecerá que no han pasado ni dos días, aunque hoy se muestren diferentes. Recuerdo leer que cuando escapaba de la justicia el diablo Cojuelo y su amigo Cleofás, cuando iban volando por encima de Madrid. Cleofás le pidió que le mostrara Madrid por dentro y como el Cojuelo tenia poderes, levantó los tejados de las casas y fue mostrándole las miserias y las grandezas de esa ciudad y lo que vio, le dejo alucinado. Vio pobres pidiendo y ricos sufriendo por defender su dinero y como al final todos acababan de la misma manera, tanto si eran príncipes, duques, marqueses, mendigos, truhanes, al final todos acababan en un inmenso cementerio en el que solo se diferenciaban por las lápidas.

….¡¡Qué mundo!!….dijo Cleofás, vayámonos Cojuelo, que por lo que veo todos somos locos unos y los otros. ….Y mira a esos, le dijo el Cojuelo, no creas que son santos porque les ponen hermosos angelitos en la cabecera de su tumba, los pecados los apunta el que nos echó a nosotros los demonios, del cielo.

De camino hacia Sevilla le fue mostrando, como la gente se peleaba por conseguir los primeros papeles de esta comedia que es la vida, aunque algunos no la sabían representar con honradez…¡como pasa en la actualidad! Los ciegos cantan sátiras y el Cojuelo le dice:
….ya ves Cleofás los que no ven son los que menos miedo tienen, pero siempre habrá quien les meta cizaña para que se peleen…

¡¡ Enteramente a lo que nos pasa hoy que a consecuencia de los malos informes se forman guerras salvajes que no comprendemos!!

El Cojuelo le da un consejo a Cleofás y eso que a él le habían echado del cielo por demonio, que nos preocupáramos mas de las cosas del suelo, que de esas manchas que dicen que le salieron a la cara del sol….y le sigue diciendo…. hay eminencias, que no pueden ganarse la vida y otros que no lo merecen, viven como reyes. Y en esta parte viva, le muestra la ostentosidad, el poder y la falta de solidaridad. Exactamente, lo que sucede hoy en día.

También le pregunta ¿qué lugar es aquel donde hay gente vestida de todas las maneras?….y le dice: Eso es el mentidero, de donde salen los rumores, antes que los sucesos. Digamos algo parecido a los medios de comunicación de nuestra época. TV Radio y Periódicos.. Parlamento.

Creía yo que berlina o berlinga eran palabras modernas, pero no, ya se usaban para denominar las largas colas de mendigos que pedían limosna.
¿Cómo habría que llamar hoy a las largas colas de parados? ¡No se!

Hoy berlina es un vehículo largo donde se mueven los magnates, para que les sigan los envidiosos de nuestra época, que desearían ser como ellos pero por mucho que se esfuercen no lo consiguen, porque ya está prevista la zancadilla para cortarles el paso.

Me gustaría hablar de otros clásicos El lazarillo de Tormes o el Buscón de Quevedo que nos muestran facetas de la vida, que bien se pueden aplicar a nuestros días, como pasó con el Diablo Cojuelo.

En el Lazarillo, se puede comprobar, ya en sus primeros renglones, que bien nos vendría mirarnos por dentro para que no nos pasara lo que al hermano del Lazarillo. Como resultó ser de un padre negro, él salió negro…pero él no se veía, solo veía que su madre y su hermano, eran blancos y cuando su padre llegaba a casa, el niño decía: ¡¡Mamá, ya vino el coco!!

No voy a seguir con las historias del ciego y todas sus peripecias, creo que es de todos sabido, por eso no lo comento, pero tiene muchas aplicaciones a nuestra actual forma de vivir, pillería y mas pillería, por todas partes. ¡Caiga quien caiga! Creo que de El Lazarillo los de Salamanca saben mucho pues se dice que fue escrito allí.

Del Buscón, lo primero que se muestra es que es difícil salir del medio donde te crías y es difícil porque te vas a cargar con la fama de tus progenitores, a lo que ellos muchas veces te incitan, por su ignorancia. No hay más que ver el consejo que sus padres le dan cuando sale la primera vez de casa que le dicen: ¡¡Hijo, en este mundo, el que no hurta no vive!!….es un consejo de familia.

Pero el chaval, les comunicó que él quería aprender a leer y a escribir y ellos, le pusieron al servicio de un clérigo escribano, para que a la vez que le servía, aprendiera….pero como pasa ahora, lo que le hizo fue explotarlo y matarlo de hambre.

Dice que era tal la rapiña de aquel clérigo, que cuando hacía el caldo metía el tocino en el puchero en una especie de jaula, atado con una cuerda, para que le sirviera para más días.

Lo que consiguió allí, el Buscón, fue agudizar más el ingenio para seguir el camino de sus progenitores, que siempre fueron ladrones y engañadores, porque no tenían otra alternativa.

No dudemos que hoy también pasan cosas de éstas, pues según en el círculo en que te mueves así te va y salir de él, es muy difícil, porque siempre habrá quién trate de ponerte zancadillas.

Algo hemos adelantado. Es posible que el que esto se pare a leer diga, que yo me he quedado en el pasado ¡No tanto! Echar un vistazo a vuestro alrededor y veréis lo que hay..Ya sé que hemos adelantado en lo de leer y escribir pero, no hay más que pasar el Mediterráneo, y allí veréis lo que hay. ¡Yo si lo he visto y me acuerdo! Y también me acuerdo cuando yo me criaba, que no hace tanto. ¡Si nos paramos a mirar! Cómo pasa el tiempo.

CIELO AZUL TU LO REFLEJAS

Cielo azul, color de la lejanía,
espejo donde se refleja nuestra tierra ,
y nuestros hechos, día a día.

Cuantas cosas verás, que no nos cuentas,
verás los hombres errantes,
verás sus miserias,
verás cómo se destruyen entre sí,
verás cómo sin temor y con rabia,
sus cañones suenan.

Y verás como lloran sus penas,
y verás sus lágrimas que caen,
y cuando llegan al suelo,
como las bombas revientan.

Son trozos de su dolor,
llenos de rabia y condenan,
son parte de compasión,
por sus terribles miserias.

Y buscan la respuesta necia,
de aquello que les molesta,
hayan culpables a todos,
y no miran sus conciencias,

Por eso espejo y lejano y azul,
donde todo se refleja,
devuélvenos esa imagen,
de cuan mezquinos nosotros,
somos aquí en esta tierra.

Te pedimos, que nos mandes
en un rayito de luz,
un poquito de conciencia,
para que podamos ver,
que vivimos en la sombra
llenos de vergüenza necia.

SIGI
Sigifredo María Cascón…..

Te interesa

Cuando una noche de estrellas se convierte en una noche de…LOBOS

Como de costumbre por estas fechas, un año más volvemos a buscar la oscuridad de …