Inicio / Actualidad / LA MARIPOSA
Los fuertes siempre tratan comerse al débil sin compasión

LA MARIPOSA


Los fuertes siempre tratan comerse al débil sin compasión

Estoy sentado en mi balcón, mirando un tanto distraído como lo hago a diario en este tiempo que el clima lo permite. De pronto una hermosa mariposa de colores resaltantes se posa en el borde y llama mi atención un instante su hermosura. Pero como digo, fue un instante, porque un pájaro negro, muy negro, que la seguía se la llevó en su pico posiblemente para merendar o para cebique para sus crías. Lo que sé, es que me dejó con dos palmos de narices como al que le quitan una bonita ilusión, pero así es la vida, cuando deseas que el tiempo se pare viene un hecho negro y todo lo estropea.

¡Cómo se parece la vida de los pájaros y los insectos a la de los humanos!…Los fuertes siempre tratan comerse al débil sin compasión. No es raro ver a personas pavoneándose, cual pavo real exhibiendo sus corbatas de colorines iguales a los de la mariposa que se comió el pájaro, diciendo: aquí estoy yo, soy muy importante, conmigo no hay quien pueda haga lo que haga,…incluso aunque esa prepotencia sea ficticia conseguida ilegalmente, pero no importa, porque se creen que nadie les sigue. Pero cuando creen que todo el campo es suyo, les pasa, como a la mariposa de colores. Los hombres de negro, que les están vigilando les cortan las alas y todo su mundo de fantasía se derrumba y pasan a ser inmundas cloacas fétidas, que por mucho que quieran lavarse huelen a kilómetros, por lo sucios que están, por el dinero ilegal, que han conseguido, sobornando, caiga quien caiga, al final los que caen son ellos, por usureros y avaros.
Pero que podemos hacer la gente corriente, la gente sencilla. Como mucho, hacer corrillos y comentar lo que se oye y decir: ¡Fíjate y parecía un tío tan listo y tan honrado!…¡vaya si lo era!…¡listísimo!… Se forró a cuenta de todo el pueblo, aunque el pueblo las esté pasando putas, lo que jamás a ellos les importa.

Me hace gracia que cuando les pillan y les meten en chirona les quiten la corbata de colorines, por temor a que hagan «un hecho» como se dice en Villoria, lo que yo no creo, porque esos aman mucho la vida y saben por otros, que hicieron lo que ellos, que aunque les metan en chirona en cuatro días están en la calle, disfrutando de la vida como «marajás». No hay más que mirar en las hemerotecas para saberlo y verás como muchos siguen forraos, porque no les quitaron lo que ellos antes habían robado. Creo que si a todos les hicieran devolver todo lo que roban, sería el mayor castigo y lo que más les dolería y con lo que el pueblo más se alegraría y no cuatro días de cárcel y a la calle con los bolsos llenos. ¡Pobre mariposa que no tiene quien la defienda del negro pájaro!…aun sigue defendiéndose como lo hacían sus antepasados, solo tiene una forma de defender su vida, correr, en este caso volar y volar lo más deprisa que pueda para que no la pillen. Los hombres, sobretodo éstos, no corren o vuelan para salvar su pellejo como lo hace la pobre mariposa, no, ellos usan el dinero robado, que no hay nada ni nadie que tenga más poder que el maldito dinero, ya lo dijo Quevedo hace muchos años: ¡Poderoso caballero es Don Dinero!. Está comprobado que lo que dijo Quevedo es válido, más que nunca en nuestros días, y lo malo de todo esto es que entre los más corruptos, hay algunos que nos representan.

Qué mundo más cruel, a los que no pueden pagar la hipoteca los desahucian y desesperados algunos, también vuelan desde su balcón a la calle para quitarse la vida, para desaparecer de este mundo injusto, que nos ha tocado vivir. De estos, no se preocupan los mandones, éstos como no tienen nada, nada valen. Pero los bancos y prestamistas, que sólo entienden del valor de su dinero, no les importan los muertos que van dejando por el camino, esa es la razón de seguir por este camino que nos está llevando a la deriva. Como las autoridades honradas no pongan remedio a esto, tengo que decir que Dios nos pille confesados.

¿Qué diferencia hay entre la mariposa y los hombres?. Esta es un insecto que desde que existen han servido de alimento para los pájaros. Los hombres, siempre nos dijeron que somos hermanos, pero ¡de eso nada!. Eso debió ser mucho antes de que yo existiera, porque he visto muchos sinvergüenzas, locos por pillar al que pueden y sin compasión devorarle, pero no como lo hacen los pájaros, que lo hacen para llenar el estómago. Estos lo hacen por avaricia, para llenarse los bolsillos de dinero sucio, negro. Caiga quien caiga.


CIELO AZUL TU LO REFLEJAS

Cielo azul color de la lejanía
espejo donde se reflejan
nuestros hechos
de nuestra tierra, día a día.

Cuantas cosas verás
que no nos cuentas
verás los hombres errantes
ir vagando por la tierra.

Verás sus miserias
verás como se destruyen entre sí,
verás como sin temor y con rabia
sus cañones con furia suenan.

Y verás como lloran sus penas
y verás sus lágrimas que caen
y cuando llegan al suelo
como las bombas revientan.

Son trozos de su dolor,
llenos de rabia y condena
¿o quizás de compasión
por sus terribles miserias?

Buscamos la respuesta necia,
de aquello que les molesta
hallando culpables a todos
en izquierdas y derechas
y no miran sus conciencias
y no miran sus torpezas.

Por eso lejano cielo azul yo te pido
que no nos devuelvas la imagen
de cuan mezquino nosotros
hacemos aquí en la tierra.

Mándanos un rayo de luz
para que podamos ver
que vivimos en la sombra
llenos de vergüenza necia.

Sigifredo Maria Cascón

Te interesa

«MAYALDE» CON MAYÚSCULAS

Parece que la noche se  resistía y no nos iba a dejar disfrutar de esta …