Inicio / Actualidad / MENTIRAS Y PRIVILEGIOS
Sólo me voy a referir a artículos básicos que todos conocemos y que hoy los vivimos ....

MENTIRAS Y PRIVILEGIOS


Sólo me voy a referir a artículos básicos que todos conocemos y que hoy los vivimos ….
Vivimos una vida de mentiras y engaños. Después de muchos años de fe me voy desencantando poco a poco y cada día que pasa mucho más, sobre todo desde las pasadas Navidades en que tocaron mi fe católica al enterarme de que al niño Jesús no le dieron calor en el portal de Belén el buey y la mula, porque nunca estuvieron allí. Dios mío, qué disparate y que engaño enterarnos al cabo de los siglos. Hoy que el Papa anuncia su retirada me da motivos para pensar que no ha querido irse sin decirnos la verdad, si es que dicho dato es real.

Ahora vienen a mi memoria aquellos sermones, sobre todo en Semana Santa, en que acudía a nuestra iglesia un predicador con más rango eclesiástico que el cura del pueblo y encandilaba a los feligreses, sobre todo por el tono de su voz, que era bastante elevado. Yo no entendía nada, al igual que la mayoría que sólo salían diciendo el pico que tenía, como hoy nos pasa con los políticos.
Mi memoria retiene la actitud de aquella época sobre la religión. Gracias a Dios todo ha cambiado. La famosa frase de Jesús recogida en los Evangelios que dice «Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que el rico entrar en el reino de Dios», perdía todo su sentido cuando ellos sólo se codeaban con los ricos y comían con ellos mientras a los pobres les cobraban las misas de sus muertos y les hacían suministrarles vino y pan para todo el año, aunque esos pobres huérfanos no tuviesen qué llevarse a la boca. Muchos vivimos aquellas injusticias que otros podrían haber parado pero no hicieron nada, porque a ellos nunca les faltó el pan y la sal.

A los pobres nadie nos ha regalado nunca nada, sólo nuestra dignidad nos ha hecho luchar con uñas y dientes para conseguir lo que por ley nos merecemos. Confieso que hasta que apareció nuestra denostada Constitución no sabía que podíamos llegar a tener tantos derechos, hoy vulnerados y pisoteados.

Sólo me voy a referir a artículos básicos que todos conocemos y que hoy los vivimos con el mayor y más indignante de los engaños de todos los tiempos a consecuencia de una panda de ineptos a los que pagamos nosotros y, aunque no sepan hacer su trabajo, no les podemos despedir. Sinceramente no he leído mucha historia, pero a mí sólo me importa el aquí y ahora, que tiene tela. ¿Dónde está la vivienda digna a la que todos tenemos derecho si al que la había conseguido con tanto esfuerzo le están echando a patadas y encima tienen que seguir pagando?, ESTO ES DE LOCOS. ¿Dónde está el derecho al trabajo con el que tan dignamente queremos ganarnos lo que comemos?, ¿qué piensan estos ladrones, que todos podemos vivir robando como ellos?, ¿hasta cuando se lo van a seguir llevando crudo?, ¿cómo puede haber seres humanos tan impresentables y con tanta codicia que con los sueldos que ganan no tienen bastante y roban millones de euros mientras nosotros seguimos calculando con la mísera peseta con la que un día fuimos felices? hasta que llego esta casta de ladrones y políticos con esa Constitución llena de leyes sólo para ellos. ¿Dónde se ha visto que una persona trabajando siete años tenga una pensión vitalicia y gorda con la que cualquier familia viviría de puta madre? OTRA VERGÜENZA.

Estos engaños y abusos tienen que acabar, ¿dónde están las promesas del actual presidente que está haciendo todo lo contrario a lo que prometió?, claro, se me había olvidado es que no sabía cómo estaba España. La que no lo sabía era yo que pensé que Dios nos había mandado al Salvador y que en el viaje de retorno se había llevado al que comenzó este calvario, pobre Zapatero. Lo único cierto es que salimos de Malaga y nos metimos en Malagón,

Durante estos últimos días estamos muy tranquilos, os habréis dado cuenta de que no nos han pasado el cinturón al siguiente agujero, a lo mejor les ha empezado a dar vergüenza quitarnos más, con lo que se están llevando ellos, aunque yo no estoy tranquila, porque cuando dicen que no van a hacer tal cosa al los cuatro días… ajuste al canto. A los jubilados no nos tocarían las pensiones y resulta que estamos cobrando lo mismo que hace dos años, y así con todo. La sanidad, otro artículo incumplido, uno de los más importantes para un país de viejos y que no nos van a dar tiempo, vamos a ir cayendo como moscas ya que no nos atienden en el momento y hora que lo necesitamos, sólo tenemos que comprobar las listas de espera que cuando llaman muchos ya no lo necesitan, y luego quieren privatizar la sanidad, no sé con qué motivo si a ellos les atienden bien y rápido en la seguridad social y los alojan en la suite de los hospitales, que cuando los construyeron las hicieron para ellos. Se me ocurren dos casos puntuales. A la Sra Aguirre la extirparon un cáncer antes que se le produjera, de modo que a los cuatro días ya estaba tan lozana haciendo de mosca cojonera, que deja la Comunidad de Madrid para irse a su puesto de funcionaria, que no sé dónde hará su función, porque anda todo el día de la ceca a la meca mientras los demás funcionarios cumplen con su puesto de trabajo todos los días y les quitan las pagas extras, les bajan el sueldo, les aumentan las horas de trabajo, les retiran servicios médicos y todavía se aplauden esta medidas y se les llama privilegiados, así vamos cerca mientras nos mordamos unos a otros. Pero en fin, sigo con la Seguridad Social, a nuestro Rey le han operado dos veces en poco tiempo con una larga estancia en su suite, mientras que los demás tenemos que esperar hasta dos años y a los dos días de ingreso te mandan para casa, porque es mucho el gasto hospitalario por el sopicaldo y el muslito de pollo que te dan para comer.

Esto no nos puede estar pasando y lo triste es que estamos aguantando demasiado, mientras que con premeditación y alevosía y esta democracia que nos ha vuelto la cola, nos están amargando la vida con los Bárcenas, los Urdangarines y los Torres que nos están derrumbando las nuestras, o la Mato que seguirá viviendo mientras muchos se quitan la vida por no poder más.

En fin estos relatos llenos de indignación, la verdad, son más por los que lo están pasando muy mal que por mí misma, pero tenía que expresar mi sentir y donde mejor que en mi querida Besana.

Un saludo a todos mis paisanos y amigos desde Madrid.

Basi Cascón
.

Te interesa

«MAYALDE» CON MAYÚSCULAS

Parece que la noche se  resistía y no nos iba a dejar disfrutar de esta …