Inicio / Cultura-Educación / SANGRE Y JUVENTUD
Un joven, con un corazón abierto, puede amar a todo el mundo, y aunque no los conociera, puede recordar a los muertos.

SANGRE Y JUVENTUD


Un joven, con un corazón abierto, puede amar a todo el mundo, y aunque no los conociera, puede recordar a los muertos.
Misa de Quintos del 1988, recuperada de la primera edición de BESANA, BESANA-11 de enero de 1989 y escrita por Julián Barrera Jr.

Tal vez no somo perfectos,
tal vez somos impulsivos,
quizás pecamos de ingenuos,
y aunque nosotros no queremos,
hacemos cosas sin sentido.

Nuestra franca juventud
estalla como una rosa,
una rosa roja y blanca:
roja de sangre viva,
por la pureza del alma, blanca.

Siento que la juventud,
aunque a veces no controla,
tiene siempre un corazón,
un corazón que madura,
día a día, hora tras hora.

Hoy queremos celebrar,
aunque en ritual sangriento,
una noble tradición,
tradición que forja el alma,
y si no es así, yo miento.

Con la muerte de los gallos,
y en compañía del pueblo,
vamos a hablar del pasado,
vamos a hablar de los muertos,
de esos muertos que hace años,
y en otro ritual sangriento,
sintieron que el joven vive,
vive, aunque sea muerto.

Quiero acordarme de ellas,
de esas madres que sufrieron,
viendo crecer a sus hijos,
hijos que después de un tiempo
son hombres, o al menos quintos.

¡Oh Dios que todo lo sabes
que nos conoces por dentro,
perdona nuestros pecados!
Quedaremos sin aliento
hasta que sepas que un joven,
con un corazón abierto,
puede amar a todo el mundo,
y aunque no los conociera,
puede recordar a los muertos.

Julián Barrera Jr.

Te interesa

Me basta la palabra de un vencido para conquistar la luz de mi casa.

Julia E. Bonal seguidora y recientemente colaboradora de BESANA, a raíz del último artículo de …