Inicio / Destacadas / ACHICANDO ESPACIOS
TERMINAN UNAS FIESTAS DEL VOTO MARCADAS POR EL MAL TIEMPO Y LA AUSTERIDAD

ACHICANDO ESPACIOS


TERMINAN UNAS FIESTAS DEL VOTO MARCADAS POR EL MAL TIEMPO Y LA AUSTERIDAD
Ahora que está de rabiosa actualidad la relación de España con la República Argentina, nos viene a la memoria uno de los muchos argentinos que se han llevado sus buenas pesetas o euros de nuestros país, personaje muy conocido en los ambientes futbolísticos y que fue entrenador de equipos como el F.C. Barcelona o el Atlético de Madrid.
Le gustaba mucho a este entrenador la táctica de achicar espacios en el campo de fútbol, juntando mucho las líneas y presionando arriba al contrario para ahogarle y no permitirle el control del balón desde atrás. Una táctica como otra cualquiera que tenía sus seguidores y sus detractores y que al «Flaco» Menotti le dio dispares resultados.

¿Que a qué viene esto?, intentaremos explicarlo. La fiestas del lunes de aguas han sido unas más dentro de la tan cacareada crisis, pero con una salvedad: Ahora sí que ya es oficial que no hay un euro y que si queremos fiestas vamos a tener que tirar mucho de imaginación, y de intentar hacer las cosas con poco dinero, incluso rascándonos el bolsillo individualmente, si es que podemos y no nos hemos quedado ya sin bolsillo de tanto rascarlo.

En este sentido podemos decir que estas fiestas han sido bastante sobrias y austeras en todos los sentidos, pero el que ha querido ha tenido actividades donde ha podido pasar un rato divertido por poco dinero. La Banda de Guerra del Regimiento de Ingenieros nº 11 de Salamanca, La compañía de teatro MDM, El espectáculo ecuestre y la pelota han sido buena muestra de ello.
Palabras mayores son ya los bailes, los sitios de diversión de la juventud y aquellas actividades, espectáculos o salidas que deben dar una óptima imagen de nuestro pueblo de cara a los visitantes, para que ellos den fe en sus respectivos lugares de origen de que Villoria es un pueblo que marca diferencias también en el aspecto festivo.

Y aquí retomamos lo de «achicar espacios» y «juntar las líneas». Villoria es un pueblo relativamente grande si lo comparamos con el resto de los pueblos de la zona, pero para dar ambiente necesitamos estar más juntos. Necesitamos espacios donde se realicen actividades lo más cerca posibles unas de otras y que el buen ambiente que da la presencia de gente sea el que impere en todos los días de fiestas. Tenemos el claro ejemplo de nuestros vecinos de Villoruela y el mismo Cordovilla. La gente que va a estas fiestas está toda concentrada en la misma zona, con lo cual la impresión que da es que hay mucha más gente que aquí. No es cierto, lo que pasa que al estar todos en el mismo sitio, cosa que aquí no ocurre, parece que hay más. Necesitamos un Mennoti que nos resuelva este dilema.
El tiempo no ha sido un buen compañero de viaje en esta ocasión y nos ha regalado un poco de todo. Al menos las lluvias respetaron la salida masiva al monte y la gente joven aprovechó hasta el último momento para regresar al pueblo.
Un año más os ofrecemos una galería de imágenes de lo acontecido estos días. Disfrutadlas y que Santa Bárbara nos ayude a salvar la tormenta hasta el próximo año


Te interesa

QUE LOS ÁRBOLES NO NOS IMPIDAN VER EL BOSQUE.

Agitada semana la que llevamos a cuenta de las fiestas, las no fiestas, los partidarios …