Inicio / Actualidad / Agradecimiento de Antonio

Agradecimiento de Antonio

Un saludo desde el colegio y Seminario San Jerónimo de Alba de Tormes (www.sanjeronimo.es), es en este lugar donde vivo y trabajo junto a mis hermanos de congregación, profesores, trabajadores, alumnos y 21 chicos que viven en nuestro colegio con la buena intención de sacar adelante sus estudios.

Escribo a la Revista Besana para agradecer el “abrazo” y la celebración de la primera misa en la Iglesia de Villoria. El jueves 12 de abril sonaron a destiempo las campanas y los vecinos preguntaban el porqué, pues Alexander, Sergio y Jorge, junto a otro grupo de personas subieron a poner la bandera blanca a lo más alto de la Iglesia y desde allí anunciaron la noticia. Gracias por el riesgo de subir a la torre y al tejado, cuando estaba lloviendo, con lo peligroso que es. De esta forma dio comienzo a un fin de semana intenso y lleno de alegría. El sábado 14 de abril fui ordenado sacerdote en la capilla del Seminario y Colegio San Jerónimo, donde estuve acompañado por la familia, los amigos y muchas personas con las que he compartido y convivido a lo largo de estos años de vida religiosa. Ya el domingo 15 de abril celebré con todos aquellos que pudieron acudir a la Iglesia, la primera misa y desde aquí las gracias a la Comunidad de Dominicos de Babilafuente que han estado pendientes y me han acompañado en estos días y en otros momentos importantes de la vida, ya desde el bautizo, las catequesis, la comunión y los encuentros de juniors. Quiero recordar el gran gesto que los Quintos del 87 han tenido y qué no me lo esperaba, aunque me di cuenta que estaban sentados casi todos juntos y me llamó la atención, pero no tenía ni idea del detalle que me iban a hacer. Gracias y estoy agradecido porque después de tantos años mantenemos relación, podemos reunirnos para cenar por las fiestas de los Quintos y acordarnos de cuando íbamos al colegio. Gracias a todas las personas con las que pude compartir un gesto de agradecimiento, también con aquellos que se acercaron de otros pueblos para compartir la alegría de ese día y si algún día puede servir desde esta labor de sacerdote, intentaré estar disponible y con ganas de ayudar.

Muchas gracias por todas las muestras de cariño y enhorabuenas que mi familia y yo hemos recibido por este motivo, que la alegría vivida dure y como escribí hace unos días al Ayuntamiento: Es un momento de celebración, alegría y agradecimiento, poder compartir con las personas de Villoria este día. Soy consciente de la libertad religiosa de cada persona y respeto las creencias e increencias que cada vecino del pueblo pueda tener. La celebración de la misa es un acto público y de acción de gracias, que más allá de la tradición y la religiosidad popular, quiere recordar de forma significativa la entrega y el servicio de las personas, haciendo memoria de la entrega de Jesús de Nazaret.

Gracias a la Revista Besana porque permite a las personas que estamos viviendo en otros lugares, estar informados de lo más importante del pueblo.

Antonio García Rogado

Te interesa

CARTA DEL ALCALDE: EL POR QUÉ DE UNA TALA.

Queridos vecinos de Villoria Me dirijo a vosotros debido a la preocupación y alarma social …