Inicio / Destacadas / ANDANZAS DE UN PREJUBILADO

Presentación del nuevo libro de Alfonso ¨El Pindoque¨

ANDANZAS DE UN PREJUBILADO

Presentación del nuevo libro de Alfonso ¨El Pindoque¨


Alfonso Prieto, “Poncho el Pindoque” para todos los que le conocen bien y, por supuesto, para todos los villorejos, no necesita presentación. El es una persona que no pasa desapercibido en su pueblo por diversos motivos. El motivo por el cual hoy merece una portada en nuestra revista no es otro que el de la inminente publicación de su tercer libro “ANDANZAS DE UN PREJUBILADO”.
Hace unos días pudimos charlar con él y le pedimos que contestara a una serie de preguntas. Esto es lo que nos contó Alfonso y que publicamos una semana antes de que nos presente su tercer trabajo como escritor

P-Coméntanos a grandes rasgos qué fue lo que te motivó a iniciarte en el mundo de la escritura.

R-Yo nunca me he considerado más que nadie, no soy mejor ni peor, quizá sea distinto, en una vida hay muchas vidas y soy rebelde por naturaleza, así que no puedo parar. Cuando cumplí los 50 años cogí una depresión de caballo, yo decía para mí esto se termina, me veo en manos de San Pedro, pero tuve suerte luché mucho para salir de ella y como lo pasé tan mal quería comerme el mundo. Empecé a escribir mi biografía porque es el mejor legado que puedo dejar a mis hijos y a los que quieran leerme, en estos libros se reflejan muchas personas con lo bueno y lo malo de mi vida porque solo conocen mis hijos la mitad de ella, así que con la trilogía ya me conocen del todo.

P-Descríbenos ,si es posible, que sensaciones pasaron por tu cabeza cuando, bolígrafo en mano, te enfrentaste a un folio en blanco dispuesto a hacer algo que nunca habías hecho con anterioridad.

R-Me gusta mucho leer y escribir, pero de joven no tuve la suerte de poder hacerlo, aunque mis ojos se están cansando. Y dije para mí lo mismo saco un catecismo o un sainete, oye pues fue que no, aunque yo creo que mi vida ha sido como un sainete, el de la hambruna, el trabajo, los perseguidos y los que llevan una cruz toda su vida. Pero escribiendo me relajo y me encuentro felíz.

P-Autodidacta y sin apenas estudios,¿ encuentras demasiadas dificultades a la hora de escribir lo que piensas?

R-La verdad es que yo escribo como el pasodoble, todo para adelante, más que dificultades he tenido dolores de cabeza, pero la vida me han dado los “gelocatiles”, también tengo a personas a mi alrededor que me echan una mano, la vida me da que tengo el coco fresco y cuando me canso paro, pero no me doy por vencido.

P-En los tres libros que has escrito hasta ahora las menciones a tu familia más directa-mujer, hijos y nietos- es una constante. ¿Qué comentan al respecto?.

R-Es verdad que los miento en todos porque son parte de mi vida, mi mujer lo pasa mal; por ella no publicaría nada y la entiendo porque luego sufre. Mi hija me trae por la calle de la amargura porque ella me los repasa y me echa broncas , no se da cuenta que no puedo llegar a más, es como su madre, así que la coacciono y le digo ¡que te desheredo hija!
Mi hijo ha sido el puntal más firme que he tenido a mi lado, diciéndome no has matado ni robado a nadie, tienes todo el derecho del mundo a expresarte libremente y como es crítico me dice que hay cosas que no le gustan

P-En ellos también hablas, unas veces con nombres y apellidos y otras sin nombrar pero sabiendo la mayoría de la gente a quien te refieres, de personas del pueblo y de otros que has conocido a lo largo de tu vida. ¿Has recibido algún comentario directo ya sea bueno o malo de estas personas sobre su mención o te han llegado a través de terceros?

R-Para no meter caña os explico, a mí personalmente a la cara ninguna persona me ha dicho nada, pero a terceras personas si, sacando cosas de contexto que no vienen en mis libros.

P-La política es un tema que está presente de forma muy frecuente en todo lo que escribes . ¿Eres consciente de qué es un asunto tan peliagudo como para que lo que puedas decir se utilice contra ti como arma arrojadiza?

R-Bueno ahora empieza la política, nunca he sido un trepa para hundir a otra persona, quiero morir como he vivido respetando a todo el mundo, aunque algunos no se lo crean, tengo muchos amigos que son de ideas contrarias a las mías que no vendería por nada, por encima de todo para mi están las personas con sus hechos. Es cierto que si estás en política no puedes ir rezando el bendito con el catecismo de la mano y si ves a tu hermano que va por otro partido con el que tu no comulgas y le encuentras pegando carteles, tienes que decir que es de otro padre, porque así funciona la política, y a mí no me ha dado ningún gobierno nada, solo quiero la paz.

P-En tu último libro aparece con claridad una de los cuestiones que hoy te tienen más ocupado y preocupado: El tema social , concretamente ,el de los más débiles y desamparados. Inmigrantes, parados sin recursos y gente cada vez más necesitada por la situación económica que vivimos. ¿Hasta qué punto tu forma de ser te lleva a involucrar directamente en esta problemática?.

R-Yo no soy un redentorista y no voy a salvar el mundo, pero me gusta poner un granito de arena en un desierto que se queda sin ella, y como tengo todo el tiempo del mundo y a mí me tocó un poco de lo que está sucediendo, pues toda mi vida he estado al lado de esta gente, así me lo transmitieron mis padres. Si es verdad que muchas veces estoy agotado y ando un poco como el ratón y el gato para que no se entere nadie donde voy, pero merece la pena. Te vas a la cama y te puedes morir a gusto, porque si me levanto, me siento en el sofá, empiezo a comer palomitas y a ver la tele, mi vida no tendría sentido, así que procuro comprometerme en algo y encuentro la felicidad. Hasta que el cuerpo aguante.

P-En tu último trabajo hablas de una trilogía y del fin de un ciclo. Esto es un punto y final a tu andadura como escritor, o es un ¡hasta el próximo!

R-Ahora estoy muy cansado porque este libro me ha costado mucho, en el futuro ya veremos.

P-“Andanzas de un prejubilado” está a punto de ver la luz. Como en los anteriores, suponemos que habrá un día y un lugar donde harás su presentación. ¿Qué día y en qué lugar va tener lugar este acto?

R-Es el sábado 7 de mayo, a las 9:30 de la noche en el teatro de Villoria (Centro Social).

P-Tu libro va dirigido a todos los públicos y, en especial, a todos los villorejos. Resúmenos por qué es un libro que debiéramos leer.

R-Estoy convencido de que es un libro para meditar un poco y pasar un buen rato, porque a cualquiera nos puede pasar una historia de las que cuento.

P-Para terminar, y entrando un poco en cuestiones más intimas y personales, te pedimos que nos digas en pocas palabras lo que se te ocurra sobre estos personajes:

Juan Carlos I.

R-No me siento monárquico pero me cae muy bien, es un tío cojonudo y creo que los que nos sentimos españoles tenemos mucho que agradecerle.

P-José Luís Rodríguez Zapatero.

R-Tuvo cuatro años de bonanza, estos otros han sido chungos, porque el mundo está jodido, ha hecho cosas buenas y otras malas, pero ha sido el presidente que más normas sociales ha sacado y las arcas estarán un poco vacías porque quizás se han aprovechado los que menos necesitaban y termino, lo mejor que ha podido hacer es marcharse.

P-Mariano Rajoy.

R-El mejor de todos que le rodean,pero no baje la guardia que viene el lobo.

P-Gadafi

R-Uno más de Oriente Medio, este como otros masacran sus pueblos, que lo único que quieren es paz y libertad.

P-Quintín García.

R-Un amigo, un hermano para mí, donde no ha escatimado esfuerzos en ayudarme, como a cualquiera que se lo pida.

P-Bernardo Cuesta.

R-Un hombre que pone su vida al servicio de todos comprometiéndose, es incansable.

P-Conchi Andrés.

R-Que voy a hablar de mi mujer, de tener la suerte cuando la conocí y darme dos hijos que son nuestra vida, porque es la mejor que he tenido.

P-Alfonso Prieto.

R-Mi hijo para mí un gran tipo, donde vive y deja vivir, amante de la naturaleza pero macho a ver si buscas la media naranja porque si no te vas a jubilar en casa de tus padres, así que estás como Dios.

P-Cristina Prieto.

R-Yo siempre la he visto muy madura con su juventud, sabiendo el terreno que pisa, aunque me rezonga muchas veces como soy, pero hija tendrías que cambiar de padre, porque para mí ya no hay recambios.

El libro se vende en Villoria “Bazar Oliva”. En Salamanca en librerías “Cervantes” y “Víctor Jara”

Te interesa

QUE SUERTE HEMOS TENIDO EN VILLORIA CON ESTE GRAN MÉDICO.

Querido amigo Antonio, que yo creo que has sido de todo el pueblo.  Te cuento, …