VILLORIA HONRA A SAN ISIDRO

el: 15/5/2017 21:30:00 (291 Lecturas) Actualidad
Open in new window
Homenaje a Agustín Casillas en la Iglesia y fotovideo de la festividad.

Los agricultores de Villoria han celebrado este año el día de San Isidro de una forma especial. En la misa han recordado al escultor Agustín Casillas. En la iglesia de la localidad se han expuesto varias de sus obras, relacionadas con el campo, y se le ha homenajeado. La jornada festiva también ha incluido la tradicional procesión, bendición de los campos y un convite.

Texto de Quintín García leído en el homenaje a Agustín Casillas:

Me ha quedado mala conciencia tras la muerte de Agustín Casillas en noviembre porque había hablado varias veces con él de hacer una pequeña exposición en estos pueblos de algunas de sus creaciones artísticas con temas rurales. Y a él la idea le encantaba. Pero lo fui dejando y dejando por unas razones y por otras y ahora ya no hay forma de que escuchemos su voz sabia, sencilla y apasionada explicando cómo y por qué, en qué se inspiraba para hacer tantas obras reflejando personajes del mundo rural. Por ejemplo, este El sembrador, cuya reproducción fotográfica nos preside, y que –lo recordaréis muchos de vosotros- es aquella estatua que estuvo tantos años en el edificio moderno de cemento de seguros agrarios MAS, en la antigua carretera de Madrid. (Luego os aproximáis y lo veis más de cerca. Dejo también aquí delante varios catálogos con cientos de reproducciones fotográficas de su producción artística)

Para curar mi mala conciencia al poco de la muerte de Agustín celebramos una eucaristía con la familia en Babilafuente. Pero yo siempre pensé en este día de S. Isidro y en este momento de la misa para que Agustín nos contara sus sentimientos hacia el mundo rural y de dónde sacaba él esa sensibilidad para reflejar tan bien las figuras tradicionales de los pueblos. Y a la vez para que vosotros los agricultores y todos los que venimos y somos del mundo rural pudiéramos rendirle a él este pequeño homenaje de reconocimiento póstumo por su obra.

No está Agustín. Se marchó después de una vida larga y fértil. Pero nos ha dejado su obra repartida en muchos espacios públicos de Salamanca y otros lugares. Una pequeñísima parte de ella nos la han traído sus hijos para que nos entre por los ojos la obra y la persona de Agustín. Y le sintamos entre nosotros. Y recemos por él y le agradezcamos su obra en este día de S. Isidro Labrador.

Pero antes de que hablen ellos vamos a leer como evangelio de esta misa de fiesta la gran parábola que ilumina y da sentido a todo trabajo humano, especialmente al trabajo de los que labráis la tierra.