Inicio / Cultura-Educación / PRIMERA FIESTA COMO SACERDOTE PARA ANTONIO GARCÍA

PRIMERA FIESTA COMO SACERDOTE PARA ANTONIO GARCÍA

Cinco meses lleva ejerciendo como sacerdote nuestro paisano Antonio García. Tras su ordenación a mediados de abril, ayer volvió a vivir un día especial en el pueblo que le vio nacer. Por primera vez celebraba una misa, junto a otros compañeros, en honor de nuestra patrona la Virgen De la Vega.

Hoy, desde Alba de Tormes, ha querido compartir su homilía con todos nosotros :

Homilía en la misa de Villoria en la fiesta de la Virgen de la Vega 2018.

Un cordial saludo a todos los presentes.

Gracias por la casulla y con sinceridad, no sé si me merezco este valioso regalo. Gracias.

Gracias comunidad dominica de Las Villas: Quintín y Luis, hermanos de la congregación de los padres reparadores: Amaro y José de Portugal y Kishore de India y hermanos en el sacerdocio: Francisco, Santos y Luciano.

Gracias vecinos por las muestras de apoyo, ánimo y cercanía que siempre encuentro en vosotros, desde el pasado 15 de abril en la primera misa y desde hace años que me acompañáis, animáis y me dais consejos en esta tarea de la vida religiosa y el sacerdocio.

En medio del bullicio de la fiesta y entre toros, bailes, verbenas, peñas, juegos, comidas, cenas, bebidas y muchas actividades, estamos hoy aquí reunidos para honrar a nuestra patrona la Virgen de la Vega y para dar gracias a Dios que nunca nos abandona.

Porque pueden pasarnos miles de cosas y a veces, parece que todo es muy negro y oscuro pero Dios está ahí. Tan seguro como que en nuestro corazón siempre hay un deseo de algo más, a veces no para mí mismo sino para otro que está a nuestro lado o para alguien que no conozco, pero siempre deseamos que las cosas vayan a mejor.

Esta fiesta también trata de eso, de recordar que la Virgen de la Vega es la madre de todos, a la que acudimos a pedirle consuelo, ayuda, deseos y esperanza.

Si alguna vez te acercas a la catedral vieja de Salamanca, en su altar mayor está la Virgen de la Vega y en una pared lateral de la catedral, casi no se ve, pero se recuerdan algunos de los milagros que esta Virgen concedió a aquellos que peregrinaban hasta ella y le pedían ayuda en su dificultad.

La Virgen María nos ayuda a conocer y acercarnos a Jesús de Nazaret, el Hijo del Dios que está con nosotros. Si la Virgen en su interior, en su vientre llevó al Salvador, no olvidemos que nosotros somos templo de Dios, en concreto templo del Espíritu Santo.

Somos muy importantes, todas las personas tenemos un valor al que no podemos renunciar. Es importante este día festivo y este momento de la misa en honor a la Virgen de la Vega, para poder contemplar lo bueno, lo valioso, lo frágil e importante que somos cada uno de nosotros.

José el esposo de María, en un principio no quiso aceptar el embarazo de María, pero el Ángel del Señor le dijo que la criatura que llevaba en su vientre era especial, porque provenía del Espíritu Santo, del mismo Dios.

Hace un momento he recordado que el Espíritu Santo habita en cada uno de nosotros. Tenemos que estar atentos a la realidad de estas palabras y considerar la dignidad de la persona humana.

Vivimos a veces situaciones de odio, rechazo y hasta desprecio a algunas personas, pero cuidado con lo que pensamos y con lo que decimos, porque todos somos importantes, todos tenemos la tarea de cuidar, ayudar y amar.

Si algo debe caracterizar a un pueblo y a una persona es el comportamiento con las otras personas, ¿cómo actúo yo, cómo me comporto con los alumnos que estudian dónde soy profesor, cómo me relaciono con mis hermanos de congregación; cómo son las relaciones con mi familia? Si tengo una familia: ¿cómo me comporto con mi mujer, con mi esposo, con mis hijos, en mi trabajo, con mis vecinos…? Y así a lo largo de toda nuestra vida y en todas las relaciones humanas en las que nos vemos involucrados.

Tened la certeza que para construir buenas relaciones humanas, tenemos la ayuda de Dios, vuelvo a decir que él habita en nosotros y está con nosotros, acudamos a Él para que nos guíe en nuestra vida.

Sí, todavía existen los milagros, las cosas pueden cambiar y Dios está tan cerca de nosotros que pasa desapercibido, sigue actuando, pero no a nuestra manera o según nos gustaría a nosotros, sino a su manera. «Dios escribe recto, con renglones torcidos». Debemos estar atentos, maravillarnos por las buenas y grandes obras que llevamos entre manos.

A ejemplo de María y siguiendo sus huellas, por intercesión de la Virgen de la Vega, seamos aún más agradecidos con las personas de nuestro pueblo y con aquellos que nos ayudan en nuestra vida. Que María siga protegiendo a este pueblo y a todos los que llevamos un poco de esta tierra en nuestro corazón. Y desde el cielo, siga siendo madre de todos los que un día dejaron este mundo para morar en la paz eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Te interesa

CENTENARIO MISIÓN SAN JOSÉ KORIBENI por Roberto Abalos

CARTA DE ROBERTO A PILI CORREDERA Nuestro querido amigo Roberto desde Perú y, en una …