Inicio / Cultura-Educación / DE SONRISAS Y COLORES
Dos cosas me llamaron poderosamente la atención en mi viaje a Belo Horizonte (Minas Gerais, Brasil).

DE SONRISAS Y COLORES


Dos cosas me llamaron poderosamente la atención en mi viaje a Belo Horizonte (Minas Gerais, Brasil).
Una de ellas la afabilidad de los brasileños mineros, su calidez, su disposición a hacer de su casa la tuya, su apertura, su generosidad, y la facilidad para poner en su cara una sonrisa ante la cámara, y cuando no la llevas también. Me gustó (y me costó varios intentos) aprender que en Brasil el saludo no es como aquí con dos besos, si no con un solo beso y un abrazo, que implica un acercamiento más intimo, más cordial y más cálido con la persona que tienes delante. La segunda cosa que me llamó la atención fue el color. La profusión del verde en ciudades y campos, la variedad del color de las múltiples y sabrosas frutas, la del color de la piel con una amplia gama del claro al oscuro, el colorido de su mercado, el de las artesanías y productos, el de sus piedras y minerales. Ambas cosas han dado título a mi crónica en imágenes de un maravilloso viaje, pues se puede ir a trabajar y disfrutar mucho a la vez.

De sonrisas y colores por Francisco de Borja Jordán de Urríes Vega se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Podeis ver toda la exposición en el siguiente enlace

Basada en una obra en https://drive.google.com/drive/folders/0B_DTEoE0n5pZM2JGdk1iajlBX1U?usp=sharing




Te interesa

LA MASONERIA OPERATIVA

Los egipcios descubrieron el radio de la circunferencia letra (pi), el nivel, la escuadra y la plomada; eran grandes conocedores de la geometría, las matemáticas y la astronomía, que guardaban celosamente en secreto y que sólo conocían los sumos sacerdotes y los maestros constructores de las pirámides.