Inicio / Actualidad / CLAUSURA DEL CURSO DE ENTRENADORES DE ATLETISMO
Si queremos que nuestros hijos aprendan valores positivos mediante la práctica deportiva, deberemos empezar por nosotros mismos.

CLAUSURA DEL CURSO DE ENTRENADORES DE ATLETISMO


Si queremos que nuestros hijos aprendan valores positivos mediante la práctica deportiva, deberemos empezar por nosotros mismos.

Curso de Iniciación para Entrenadores de Atletismo y Los Valores del Deporte

He asistido al Curso de Iniciación para Entrenadores de Atletismo organizado por la Diputación y que forma parte del Plan de Formación de Técnicos de esa entidad. No es que haya decidido pasarme al atletismo, pero tenía mucho interés en aprender técnicas para mejorar las habilidades básicas; correr, saltar y lanzar, especialmente las dos primeras, ya que me he encontrado con jugadores que no sabían correr ni saltar, por haber llevado una vida demasiado sedentaria (casa, colegio, ordenador, video-consola, tele…) o por no haber tenido oportunidad de jugar en la calle, como se solía hacer antes (afortunadamente esto ocurre mucho menos en el ámbito rural). De paso he aprendido mucho sobre técnicas de carrera y salto, algunas de las cuales ya he empezado ya he empezado a poner en práctica.
Las mencionadas habilidades son comunes a la mayoría de los deportes, y deberían ser la base, mediante juegos, de los entrenamientos de todos los deportes hasta los 8 años. Además, un niño o niña que domine las habilidades básicas no tendrá problemas para realizar cualquier deporte, cuando decida especializarse llegado el momento.

El curso me ha parecido excelente, tanto por sus contenidos como por sus profesores y ha cumplido ampliamente mis expectativas, por lo que recomiendo a todos aquellos que tienen una relación directa con el deporte en edad escolar, que tomen parte en alguno de los muchos cursos de que consta el Plan de Formación de Técnicos de la Diputación, aunque los cursos no sean específicos para deporte al que se dedican, ya que los cursos tienen una serie de asignaturas generales, como Aspectos de Pedagogía, Aspectos de Psicología, Fundamentos de la Iniciación Deportiva, Medicina deportiva o El juego como medio de Iniciación Deportiva, que son comunes a todos los deportes. En estas asignaturas se enseña cosas tan importantes cómo qué pueden y qué no pueden hacer los niños y niñas en las diferentes edades, algo que sería recomendable tener muy claro antes de ponerse al frente de un grupo de escolares, ya que los daños físicos y/o psicológicos que se les puede causar por una práctica inadecuada del deporte pueden ser graves.

El próximo curso que se va a celebrar es el de Monitor Escolar de Deportes de Red, encontrareis las bases en este enlace:
http://www.lasalina.es/cultura/deportes/formacion/RedBases.pdf

Los Valores del Deporte.
Durante el curso, en la asignatura Aspectos de Psicopedagogía impartida por Fernando García Alonso, dijo el profesor algo que hizo temblar los cimientos de mis convicciones respecto al deporte; “el deporte no tiene valores, ni positivos ni negativos, sino que es neutro. El deporte es un buen medio para inculcar valores, pero no tiene valores en sí mismo”. Yo he dicho infinidad de veces, en reuniones con los padres y en conversaciones varias, que el deporte fomenta valores como la honestidad, el compañerismo… y ese señor decía que no, que el deporte no tiene valores…. Para ilustrar esa afirmación, el profesor puso el siguiente ejemplo: un entrenador que enseña a sus jugadores a hacer trampas o a engañar al árbitro está fomentando valores negativos, mientras que un entrenador que les dice a sus jugadores que hay que ganar jugando limpio fomenta valores positivos. El profesor puso más ejemplos, pero creo que ése es bastante ilustrativo.
El deporte en sí no tiene valores, está demostrado, los valores los aporta el entorno, principalmente el monitor/entrenador que dirige el grupo, lo que supone una gran responsabilidad, pero también los padres y los familiares, ya que, si los niños ven a los adultos en la grada insultar a los árbitros, o a los jugadores, a o los padres de los niños del otro equipo, incluso llegando a las manos… eso ¿fomenta valores positivos? La respuesta es clara.

Por lo tanto, si queremos que nuestros hijos aprendan valores positivos mediante la práctica deportiva, deberemos empezar por nosotros mismos, mostrando un comportamiento correcto desde las gradas, animando, pero de forma positiva y con respeto, a la vez que, desde casa, dejamos de exigirle resultados y nos preocupamos de que el niño disfrute con la práctica del deporte. Con esto contribuiremos a que los niños vivan el deporte escolar como lo que debe ser: una experiencia amable y divertida, que fomente valores positivos. De paso conseguiremos que los niños y niñas adquieran el buen hábito de practicar deporte.

Vicente López Tejada

Te interesa

CLASES DE MUSICA.