Inicio / Colaboraciones / LA FLOR DE PASCUA
Cada vez son más los hogares que incluyen esta bonita planta entre sus adornos navideños

LA FLOR DE PASCUA

Cada vez son más los hogares que incluyen esta bonita planta entre sus adornos navideños
Su nombre científico es Euphorbia pulchérrima, en viveros y floristerías se utiliza más el nombre de poinsettia y la gente, sobre todo en nuestra zona , la conoce como flor de pascua. En otros lugares recibe el nombre de pascuero o estrella de navidad.

Es una planta originaria de México, donde crece al aire libre en forma arbustiva, llegando a alcanzar hasta cuatro y cinco metros de altura. Imaginaros lo espectacular que estará esta planta- que nosotros estamos acostumbrados a ver en tañamos pequeños-cuando esté en plena floración.

Hablando de floración, el colorido vistoso de la poinsettia es el que presentan sus hojas (llamadas brácteas en botánica).Sus verdaderas flores salen en la punta de los brotes, son de color amarillo y, prácticamente sin ningún valor decorativo.

Se pueden encontrar de varios colores Rojo, blanco, rosa y amarillo crema . Es el rojo sin embargo el color escogido por la mayoría para decorar su casa estos días de navidad.

No está claro el origen de esta tradición, en todo caso se enmarca dentro de la cultura que hay en muchos países de decorar los interiores de las casas con plantas y flores naturales en determinadas fechas en las que adquieren un significado especial: Abetos, muérdago, acebo y la flor de pascua que simbolizaría al amor y la felicidad que, se supone, están presentes en estas fiestas.

CONSEJOS Y CUIDADOS:

Cuando adquieras una planta procura que presente un aspecto general fuerte y sano: sácala de la bolsa donde esté presentada y rechaza aquella que se le caigan las hojas, las tenga amarillentas y los brotes presenten muchas flores amarillas de las que hablábamos anteriormente. Cuantas más tenga, menos te durará.

Es una planta que se hiela, por tanto en nuestro clima la consideramos como una planta de interior. Con estos cuidados mínimos que te detallamos a continuación, podrás conservar la planta incluso más allá de las Navidad:

• Temperatura: Necesita una temperatura buena y moderada. Entre 10º y 22º es la temperatura ideal. El frío y las corrientes de aires son perjudiciales.

• Luz: Necesita mucha luz. Ponerla siempre cerca de una ventana. Si no tiene iluminación suficiente tenderá a perder hojas.

• Riego: Importante no regar en exceso. Con un par de veces por semana, en las condiciones ambientales que ya hemos indicado, será suficiente. Cuando reguemos , lo haremos directamente sobre la tierra o bien colocando la maceta en un plato con agua y una vez humedecida retirarla para que no esté en contacto directo con el agua sobrante.
Utilizad agua no demasiado fría para regar.

• Humedad ambiental: es muy importante. Es una planta a la que no gusta el calor excesivo y seco. Si queremos evitarlo, colocar cerca de los focos de calor algún recipiente con agua que nos haga el efecto de un humidificador.
Si optamos por pulverizar, deberemos hacerlo evitando mojar las hojas que dan color ya que probablemente nos queden manchas y creemos un foco de infección para el desarrollo de algún tipo de enfermedad.

CONSERVACIÓN Y MANTENIMIENTO

Si la planta sobrevive al final de las fiestas y quieres mantenerla durante todo el año, sigue con los cuidados expuestos anteriormente. En caso de que haya perdido muchas hojas y esté prácticamente “pelada” , reduce los riegos y corta los tallos dejándolos de ocho o diez centímetros, volverá a brotar y tendremos una planta renovada.

Al cortar los tallos, estos segregan un líquido de aspecto lechoso que en contacto con la piel puede llegar a producir irritaciones. Los cortes que hemos producido conviene recubrirlos con algo de cera, con pasta para injerto o simplemente cauterizarlos para evitar la pérdida de savia.

Capítulo aparte es conseguir que en las siguientes navidades tengamos una flor de pascua con color. Si hemos conservado la planta en buenas condiciones, lo normal es que llegue al invierno sin ningún contratiempo, eso sí, totalmente verde, salvo alguna excepción que siempre hay.

El problema está en cómo conseguir que el color rojo vuelva a ser el que predomine. Para ello hay que mantener la planta en total oscuridad durante al menos 13 ó 14 horas diarias durante los meses de septiembre, octubre y noviembre. Ya contamos con que en estas fechas las noches son muy largas y lo que haremos será “alargar” esas horas de noche, bien metiendo la planta en un lugar totalmente a oscuras, bien cubriendo la planta con alguna bolsa u otro material que impida el paso de la luz, siempre hasta completar esas trece o catorce horas de oscuridad total.

Si tienes paciencia y te gustan los retos, inténtalo

Te interesa

A MI MADRE por SIGI

¡Ya hace un año que te fuiste, MADRE¡ Cómo pasa el tiempo. Sin embargo para …