Inicio / Información / UN GRACIAS Y HASTA SIEMPRE AL PADRE ALFREDO.
Emotivos actos se realizaron en la ciudad de Quillabamba al conmemorar el primer mes del sensible fallecimiento del Padre Alfredo Encinas Director de Radio Quillabamba.

UN GRACIAS Y HASTA SIEMPRE AL PADRE ALFREDO.

Emotivos actos se realizaron en la ciudad de Quillabamba al conmemorar el primer mes del sensible fallecimiento del Padre Alfredo Encinas Director de Radio Quillabamba.
Representantes de diferentes organizaciones, amistades personales, sus hermanos dominicos entre otros, destacaron las virtudes y las diversas facetas del Misionero Dominico que dejándolo todo vino a enamorse de la provincia de La Convención
En Radio Quillabamba lo recordamos en un programa especial con participación de invitados que hablaron sobre la faceta intelectual, sindical, de compromiso con la comunidad y personal del Padre Alfredo Encinas.
Nuestro homenaje será permanente para decirle que… Corrían los años 60 de marcado significado histórico para la Provincia de La convención, una época aún difícil cuando el campesino acababa de conseguir la meta en su lucha: La Tierra; ahora se enfrentaba a nuevas situaciones, las guerrillas de Luis De La Puente Uceda impulsado por un proyecto nacional, la represión, persecución, desactivación de los sindicatos, dependencia de los comerciantes en suma existían nuevas formas de explotación y de esta manera se rompía unidad y la fuerza sindical de la provincia.
Ahora la lucha no era solo contra el hacendado, sino se enfrentaba a numerosos enemigos entre ellos al gobierno nacional, de esta manera los enemigos del campesino se habían multiplicado y el campesino se había debilitado.
En este contexto en medio de un panorama desolador un buen día de 1966, llega a Quillabamba un fraile con apenas 29 años a quien más adelante por su identificación con los problemas y aspiraciones de la provincia lo llamaran el cura rojo, subversivo o cura comunista.
El padre Alfredo llega a la Parroquia de Quillabamba y se integra a la comunidad de los Misioneros Dominicos, aquí asume diversas tareas, es párroco, Vicario Episcopal, Administrador de Radio Quillabamba, promotor de la Cooperativa de Ahorro y Crétito, organizador de Comunidades cristianas campesinas y fundador del Movimiento Cristiano Pro Derechos Humanos de Quillabamba.
Asume estas tareas sin desligarse de los acontecimientos sociales que se registran en la provincia, como el mismo lo dijo: “primero admiré, luego leí y después recopilé toda la documentación que hacía referencia a la provincia de La Convención”. Y quienes conocemos de la trayectoria del Padre Encinas sabemos que fue también protagonista de las luchas.
25 años vivió Padre Alfredo en la provincia, y en 1978 le tocó enfrentar junto al campesinado cocalero de la provincia uno de los principales problemas la aparición del decreto ley 22095 del dos de marzo de 1978 que constituía la verdadera sentencia de muerte para los cultivos de coca, se creó el monopolio de ENACO, y el consiguiente control de precios, control de almácigos y los sindicatos volvieron a reorganizarse y ahora la frase de tierra o muerte venceremos será cambiada por la de coca o muerte vencermos.
La nueva reactivación del movimiento sindical convenciano ya por los años 80 se ve expresado en frecuentes paros y marchas de sacrificio a la ciudad del Cusco, de las que el Padre Alfredo Encinas es protagonista, habiendo según testimonio de dirigentes de la época acuñado la frase Kausachun COCA.
“Yo puedo tener la sotana por fuera, pero dentro tengo los pantalones bien puestos”, frase que lo retrata de cuerpo entero el ímpetu y el coraje con que se integró y luchó junto a las organizaciones sindicales por sus ideales como fue la defensa de la hoja de coca, y lo recordamos aún en el último diálogo con el ex Premier Yehude Simón que fundamentó y exigió el respeto a la hoja de coca y a los cocaleros .
La coca, hoja sagrada como la llamamos muchos, una hoja que fue testigo mudo de jornadas duras de trabajo, de luchas por la tierra, de sacrificios, de encierros de exilios y mucho más, esa coca tenían en el Padre Alfredo a uno de sus mas grandes protectores.
El Padre Alfredo se unió a esa legión de luchadores, por la defensa de los Derechos Humanos, ahí están los libros que relatan nuestra historia y la historia de las revoluciones en América Latina.
Quien sabe en vida no supimos reconocer la valía de este personaje, quien luego de vivir 25 años en la Convención, por motivos de salud tuvo que dejar la tierra que despertó en él muchos sentimientos de ahí que sus obras son dedicadas a los protagonistas de la historia como aquellas que dicen:
“A los campesinos que dieron su vida, para que la justicia, la libertad, y la convivencias fueran posibles en la provincia de la Convención”, “A los convencianos que con sus luchas hicieron de su tierra un espacio de libertad”.
Según testimonio de sus hermanos dominicos, su estancia en España, fue un exilio para él, porque él todo este tiempo vivió pensando en la Provincia aunque físicamente estaba en su tierra natal. Pero otro buen dia del 2008 la provincia recibe la grata noticia que el cura rebelde vuelve a Quillabamba y ésta vez como director de Radio Quillabamba.
Y en estos dos últimos años trabajó intensamente en la radio, en las edicion de libros, en la investigación, en la fotografìa, en los espacios de discusión y debate, en suma en la promoción del desarrollo hasta que inesperadamente el 17 de enero del 2010 fallece en la ciudad de Lima, aclamado y recordado por todos es tráido a Quillabamba y sus restos descansan en paz en el cementerio de Quillabamba….porque la Belleza sigue habitando entre nosotros…
Gracias Padre Alfredo por todo…..y hasta siempre…ilumina nuestras mentes para que tus proyectos se hagan realidad.

Yima Salízar
Radio Quillabamba

Te interesa

REUNIÓN INFORMATIVA CURSOS DE INGLÉS E INFORMÁTICA .